Foro del juego de los caballeros del zodiaco Online
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse

Comparte | .
 

 Fan fic saga del cielo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol V cap 5   Dom Sep 09, 2007 2:01 pm

CREDITOS a PAKO, MIGUEL y EDUARDO (EL EQUIPO TENKAI NO OU)

VOL V.- CAPITULO V : ¡ADELANTE IKKI ! ¡ AUN HAY UN RAYO DE ESPERANZA !


PRIMERA CIUDADELA DEL OLIMPO.

El guerrero sagrado del Dios Apolo, Aicon. Y la marina guerrera de Poseidón, Tetis; han llegado al Olimpo. Ahora han llegado a la ciudadela del primer templo.
Allí encuentran a Milo de Escorpión, Aún con vida. Tetis usa sus poderes curativos para salvarle la vida al santo dorado. Momentos después, Milo despierta.
-“¿Q..Quienes son ustedes? ¿Y por que me salvaron?”. Cuestiona Milo.
-“Yo soy Tetis de Mermaid, una de las marinas guerreras que sirven a Poseidón. Y él es... ”. Contesta Tetis.
-“Yo soy Aicon, coronis del signo de la Corona Boreal. Y estamos aquí para llevar a cabo una importante misión, que es la de llevar al Dios Apolo su armadura. Para que pueda derrotar a Zeus”. Responde el coronis.
-“¿Entregarle su armadura a Apolo?”. Pregunta Milo.
El coronis sólo asienta con la cabeza, y voltea hacia el camino que los llevará al siguiente templo. Milo comprende, y decide unirse a ellos.

TEMPLO DE LA BELLEZA ETERNA.

El combate entre Ariadna de Afrodita, contra Ikki ha comenzado.
Al principio, el santo del Fénix logró contener a la Diosa. Pero cuando trató de asestarle el último golpe, ésta se lo rechazó en su contra.
Ariadna está segura de que ha derrotado a Ikki. Sin embargo del cráter que dejó el santo al estrellarse contra el suelo, empieza a surgir un cosmos que crece más y más...
La Diosa no puede creer que Ikki haya sobrevivido al impacto.
-“En verdad que le haces honor a tu nombre. La famosa y poderosa Ave Fénix. Sin embargo has elegido mal, yo te iba a matar dulcemente con mi encantamiento; pero como te resististe, ahora tendrás que morir dolorosamente”. Exclama Ariadna.
-“Soy una persona tan compasiva que te daré a elegir nuevamente en que forma quieres morir. ¿Dulce o dolorosamente?”. Pregunta Ariadna.
-“No elegiré ninguna. Por que aquí la única que va a perder la vida eres tú. Siente mis ¡“Alas Llameantes de Fénix”!”. Contesta amenazante Ikki.
La Diosa se queda inmóvil esperando el ken. Y, cuando esta por alcanzarla sólo se limita a levantar su brazo y con la palma de su mano atrapa el ken de Ikki diciéndole: -“Parece que no comprendes la realidad, tú realidad. Nunca serás capaz de hacerme el menor daño siquiera. Yo por el contrario si acabaré contigo de una vez por todas para que pagues por todas las ofensas que me has hecho. Ahora sentirás en carne propia mi ken: ¡“Rocío de Primavera”!”.
De la mano de la Diosa, surge un fuerte tornado de polen de flores, el cual arrastra al santo de Athena y que se le incrusta en la armadura provocando que se pulverice la armadura del Fénix.

TEMPLO DE LA ARMONIA Y PAZ UNIVERSAL.

Aicon, Tetis y Milo observan como el templo desapareció y en su lugar sólo quedan escombros.
Milo se percata de que la armadura de leo se encuentra sola.
-“Una terrible batalla debió desarrollarse aquí. Ahora comprendo por que es necesario encontrar al señor Abel y entregarle su ropaje”. Exclama Aicon.
-“Démonos prisa entonces”. Agrega Tetis.

TEMPLO DE LA BELLEZA ETERNA.

Ikki ha recibido el ataque de Ariadna de Afrodita, y su armadura ha sido destruida.
La Diosa piensa que ya todo terminó. No es posible que Ikki haya sobrevivido. Sin embargo, para su sorpresa, el santo de Athena no ha muerto.
-“¡No puedo creer que estés vivo! Peor para ti por que ahora no sólo te golpearé de nuevo con el “Rocío de Primavera”; sino que te reduciré a cenizas. Sin tu armadura no podrás sobrevivir nuevamente”. Exclama Ariadna.
La Diosa vuelve a lanzar su mortal ken en contra de Ikki. Está vez el santo del Fénix es envuelto por el tornado de polen de flores y éstas se le clavan como espinas, haciéndolo sangrar de todo su cuerpo. Y no sólo eso; sino que Ariadna incrementa la velocidad del ken hasta que el santo de Athena desaparece por la fricción, haciéndose polvo...
Ariadna está satisfecha con el resultado de su ataque.

SEGUNDA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Milo, Aicon y Tetis contemplan el enorme cráter que quedó después de la batalla entre Saga de Géminis y Vane de Pólux, su maestro.
-“Aún percibo débilmente el rastro del cosmos de Saga. No puedo creer que uno de los más poderosos santos dorados haya caído ya. ¿Quién habrá sido su rival?”. Dice Milo.
-“Ahora lo único que nos queda por hacer es llevar a cabo nuestra misión. Así compensaremos a todos los valientes que han sido muertos en esta gran batalla”. Agrega Aicon.
-“Tienes razón, ya habrá tiempo de vengarlos”. Contesta Milo.
-“Me pregunto como le estará yendo al señor Poseidón”. Comenta Tetis...
-“Deprisa! Que el segundo templo está justo enfrente de nosotros”. Exclama Milo...

EN LAS AFUERAS DEL TEMPLO CRONION.

Ares ha aparecido obstaculizándole el paso a Poseidón.
Poseidón le dice al Dios de la Guerra que se haga a un lado, que es imprescindible detener a Zeus. Ares le contesta que no lo hará. Ya que su deber es proteger al Olimpo, como líder de las fuerzas de Zeus.
-“Sólo destruyéndome podrás pasar. Además no puedo dejar que estropees mis planes. Nadie se interpondrá en eso, ni tú”. Amenaza Ares.
Poseidón sabe que será perder el tiempo tratar de convencer a Ares. Por lo que decide pelear...

TEMPLO DE LA BELLEZA ETERNA.

Ariadna de Afrodita atacó a Ikki sin que éste pudiera evitarlo. Y lo redujo a polvo...
-“Bueno, ahora que ya exterminé al último de los santos que se atrevieron a entrar a mi templo, puedo marcharme a cuidar de mi jardín. Aunque dos santos escaparon, no tendrán oportunidad con los guardianes que quedan. Puedo estar tranquila”. Piensa al Diosa.
Justo en ese momento, empieza a sentir un gran cosmos que se incrementa más y más...
-“¡No! ¡No! ¡No puedes haber sobrevivido!”. Exclama Ariadna.
De repente se empieza a materializar Ikki con su armadura regenerada y con un cosmos aún más poderoso del que tenía...
-“Te lo dije. ¡Soy el Fénix! Y no descansaré hasta derrotarte. Así que ahora prepárate por que está vez te acabaré... ¡“Alas Llameantes de Fénix”!”. Exclama amenazante Ikki.
-“Por lo visto no entiendes. Ya te dije que ese ken no me hace ni cosquillas. Ahora por tu insolencia te lo regresaré”. Dice Ariadna.
No obstante cuando la Diosa trata de controlar el ken de Ikki, no puede hacerlo...
Y el ken irremediablemente la alcanza... Sin embargo ha logrado detenerlo, pero ha sufrido una herida en la mano...
La Diosa está furiosa, y lanza un reto a Ikki, diciendo :-“Cada vez me sorprendes más. Ahora, si quieres pelear seriamente conmigo, te reto a ir al jardín real de Démeter. De ahí no saldrás con vida. Que dices, ¿Aceptas o no?”.
Ikki acepta el reto de la Diosa de la Belleza...


Fin del Volúmen V......................


En el siguiente volumen:
La peor pesadilla del pasado del maestro Shion, regresa; la batalla en el templo de la Belleza Eterna continúa y más revelaciones acerca de los misterios del Tenkai-Hen/Zeus Chapter.............




RECUERDEN QUE ESTE FANFIC, ESTA HECHO POR FANS PARA FANS
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VI cap 1   Dom Sep 09, 2007 2:02 pm

VOL. VI.- CAPITULO I : ¡ EL MORTAL JARDÍN DE DEMETER ! ¡ EL PODER DEL FÉNIX INCANDESCENTE !


ENTRADA DE LA CUARTA CIUDADELA.

Kanon, Shun y Kiki quienes lograron atravesar el templo de la Belleza Eterna gracias a Ikki, ahora están por entrar a la cuarta ciudadela del Olimpo.
-“Aquí es. La cuarta ciudadela”. Dice Kanon.
-“Pero no veo al olimpiano que la protege”. Agrega Shun.
De pronto, alguien aparece ante ellos y les pregunta: -“¿Quién de ustedes es Mu de Aries? ¡Respondan!”.
-“¿Quién eres tú?”. Pregunta Kiki.
-“Yo niño soy el que hace las preguntas aquí. Pero esta bien, les diré quien soy... ¡Yo soy Icaro de Perseo, el guardia pretoriano que se encarga de proteger la entrada al templo de la Fragua y los Metales!”. Contesta.
Les dice que respondan su pregunta.
-“Yo soy Kanon de Géminis”; -“Yo Andrómeda Shun”; -“Y yo soy Kiki de Apéndice”. Responden al olimpiano los santos y Kiki.
-“Entonces ninguno de ustedes es Mu de Aries. Muy bien, pueden pasar por la cuarta ciudadela. A mí sólo me interesa ese santo, los demás no. Además aunque yo no los mate, morirán en el templo de la Fragua y los Metales”. Exclama el olimpiano.
Kanon le pregunta a Icaro si realmente los dejará pasar, éste contesta que si.
Los santos se marchan hacia el cuarto templo...

TEMPLO DE LA BELLEZA ETERNA.

Ariadna de Afrodita ha retado a Ikki a entrar a pelear al jardín real de Démeter.
El santo de Athena acepta, y juntos se dirigen al lugar sagrado...

TEMPLO DE LA GUERRA SANTA.

La comitiva de Aicon, Milo y Tetis ha llegado al segundo templo.
-“Este es el segundo templo, el de la Guerra Santa”. Dice Tetis.
-“Sin embargo parece que no hay nadie. No siento ningún cosmos”. Comenta Milo.
Los tres entran y se dan cuenta de que el templo está inmaculado. No parece que haya habido batalla alguna ahí.
Aicon comenta que parece como si nadie hubiera atravesado el templo por siglos. Sin darse cuenta los tres llegan a la salida. Y corroboran lo que pensaban, no hay guardián en el templo de la Guerra Santa. Sin perder más tiempo se dirigen al siguiente templo.

JARDÍN REAL DE DEMETER.

Ikki y Ariadna han entrado al jardín.
Ariadna le dice a Ikki que de ese lugar no saldrá con vida. Todos los que han entrado mueren en sus manos. Ikki le contesta que el no será el que muera...
-“Ahora si podemos continuar con la batalla”. Dice Ikki.
-“Así es. ¿Por qué no atacas primero?”. Aconseja Ariadna a Ikki.
-“Muy bien”. Contesta el santo.
Ikki comienza a encender su cosmos, más y más y se lanza para atacar a Ariadna.
El santo del Fénix ataca una y otra vez, pero la Diosa esquiva todo.
-“Será mejor que uses tu mayor ken, si quieres derrotarme”. Dice Ariadna.
-“Tú lo pediste. ¡“Alas Llameantes de Fénix”!”. Grita Ikki.
La Diosa detiene el ken de Ikki con una sola mano sin sufrir daño alguno.
Ikki se sorprende, ya que imprimió mucho de su poder en ese golpe. Lejos de darse por vencido, arremete de nuevo con su ken... Sin embargo una vez más Ariadna lo vuelve a parar.
Ariadna dice que ahora es su turno... Y ataca al santo del Fénix. Ikki no puede esquivar el ataque a diferencia de la Diosa. Ariadna ríe diciendo: -“Pobre mortal, en este lugar no me podrás ganar nunca. Te diré el porque. Este jardín fue cultivado por la Diosa Démeter, la cual es hija de la Diosa Rea, madre de todos los dioses. El cosmos de Rea ha estado aquí por siglos y ella daba su protección a su hija. Por eso es que toda aquella persona descendiente de dioses, es ayudada incrementando su poder al doble en este lugar. Las esporas y el polen que emanan de estas rosas y flores brindan poder a cualquier miembro de la raza de Rea. ¿Ahora lo entiendes? Mientras estemos aquí, seré invencible”.
-“Gracias por la advertencia, pero ya te dije que no puedo rendirme hasta que te venza”. Dice Ikki.
El santo del Fénix se sienta en forma de flor de loto, y empieza a recitar un Mantram...
Ariadna no comprende que intenta hacer Ikki.
-“No se que te propones, ¡Pero no te dejaré hacer nada! Toma mi poderoso ken:
¡“Rocío de Primavera”! ”. Grita Ariadna.
Sin embargo Ikki permanece en su lugar meditando... Y... ¡Recibe el ataque de lleno!
El santo del Fénix sale volando y acaba estrellándose en una de las paredes del cuarto...
Ariadna ahora sí está segura de su victoria... Pero, Ikki se pone de pie nuevamente y se sienta para ponerse otra vez a meditar.
-“¿Te estás burlando de mí? Está vez no sobrevivirás, ¡“ Rocío de Primavera”!”. Ataca nuevamente la Diosa.
Una vez más, Ikki es estrellado contra un muro. Pero igualmente, se para y vuelve a ponerse a meditar.
-“¡No puede ser! ¿Cómo lo haces?”. Cuestiona Ariadna.
Ariadna empieza a darse cuenta que el cosmos de Ikki ha comenzado a cubrir el suyo...
-“Esto es imposible, él es un simple mortal. ¿Por qué podría igualarme, y peor aún superar mi poder? A menos que... ¡No, imposible! Su poder se ha incrementado en lugar de disminuir. Casi estoy segura que al mismo tiempo que yo lo he incrementado, él lo ha hecho también. ¡No lo entiendo! Si no lo mato será una amenaza para el señor Zeus”. Piensa Ariadna.
-“Muy bien, esto se acabó, Ikki; ¡“ Rocío de Primavera”!”. Grita la Diosa.
Esta vez, Ikki detiene el ken y se lo regresa a la Diosa... Sin embargo Ariadna lo elude.
-“Espera un poco más, y ahora te acabaré. Sólo deja que concentre todo mi cosmos”. Dice Ikki.
-“¿Qué me acabarás?”. Pregunta sorprendida la Diosa.
-“Aum, la yume num tóx muk il in tial. Om mani padme um”. Ora Ikki meditando.
De pronto Ikki se pone de pie y le dice a Ariadna : -“Ahora sí, ya estoy listo para ti. Prueba mi : ¡“Fénix Incandescente”!”.
Ariadna no puede creer el poder que tiene Ikki, y se queda inmóvil... el gigantesco ken del santo de Athena golpea a Ariadna destruyendo su armadura...
Un mar de fuego se traga a la Diosa y es lanzada contra el techo del cuarto, para caer momentos después al suelo...
Ikki se enfila a la salida, pero... ¡Ariadna sigue viva!
-“E...espera Fé...énix, la pelea aún no termina”. Exclama Ariadna...


En la siguiente entrega:
La llegada de los santos al Templo de la Fragua y los Metales; y el clímax de la batalla entre Ikki y la Diosa Afrodita!! ¿Qué más pueden pedir?
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VI cap 2   Dom Sep 09, 2007 2:03 pm

VOL. VI.- CAPITULO II : ¡ GRACIAS POR TODO IKKI ! ¡ JURAMOS SALVAR A ATHENA EN TU NOMBRE !


JARDÍN REAL DE DEMETER.

Cuando Ikki pensaba que había derrotado a Ariadna de Afrodita, se da cuenta de que la pelea aún no termina, puesto que la Diosa se vuelve a levantar...
-“Aún no comprendo como pudiste incrementar tu poder mas que el mío. Pero lo único que te aseguro es que yo tampoco me daré por vencida hasta matarte. Ha llegado la hora de pelear seriamente contigo”. Dice Ariadna.
-“Ya veo, entonces será así”. Contesta Ikki.

TEMPLO DE LA FRAGUA Y LOS METALES.

Kanon, Shun y Kiki han llegado al cuarto templo.
-“No siento ningún cosmos”. Dice Kiki.
Los tres siguen caminando hacia adentro del templo. Pero no encuentran a nadie ahí.
De pronto empiezan a escuchar como si alguien estuviera forjando algo...
-“Los sonidos vienen de por allá”. Exclama Shun.
Todos corren hacia lo que parece una puerta de hierro. Kanon la destruye de un golpe.
Tras la puerta encuentran a un hombre ya anciano y cojo, que se encontraba forjando una pieza de hierro.
-“¿Quién osa interrumpir a Hefesto, Dios del Fuego y los Metales?”. Pregunta el viejo.
-“¿Tú eres el Dios que protege este templo?”. Cuestiona Kanon.
-“Yo soy Ferk de Hefesto. Guardián del templo de la Fragua y los Metales”. Contesta el Dios.
-“Entonces pasar este templo será juego de niños. Yo me encargaré de él”. Exclama Kiki.
El alumno de Mu utiliza su telequinesís para lanzar unos pedazos de una columna de piedra.
Sin embargo el Dios los destruye con la mirada... Y le lanza a Kiki otros más grandes...
Afortunadamente, Kanon los destruye.
-“¿Como crees que me puedes vencer con eso? Recuerda que soy un Dios del Olimpo”. Dice Ferk.
Kanon reprende a Kiki por querer haber peleado solo contra Ferk.
-“Aunque sea ya un anciano y le falte una pierna, no deja de ser un Dios”. Exclama Kanon.
Shun dice que tendrán que pelear todos juntos para vencerlo.

AFUERA DEL TEMPLO CRONION.

Poseidón ha decidido pelear con Ares, quien le obstaculiza la entrada al templo cronión.
-“¿Realmente piensas que me vencerás, emperador de los Mares?”. Dice sarcasmente Ares.
El Dios de la Guerra le dice a Poseidón que la última vez que pelearon no uso ni una cuarta parte de su poder. Por lo que no tiene ninguna oportunidad en su contra.
Ares dispara un rayo... Y Poseidón lo desvía sin ningún esfuerzo. El emperador de los Mares contraataca con su tridente, Ares atrapa el rayo con su mano...
Ambos se lanzan uno contra el otro...

TERCERA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Milo, Aicon y Tetis encuentran a Shaka en el camino.
El santo de virgo se encuentra sentado levitando en forma de flor de loto...
-“¡Es Shaka! ¡Shaka de Virgo!”. Exclama Milo.
-“¿Está muerto?”. Pregunta Tetis.
-“Al parecer. No puedo percibir su cosmos”. Agrega Aicon.
-“Saga, Shaka, Aioria... No puedo creer que los santos dorados más poderosos de todos, ya hayan caído en esta batalla”. Piensa Milo.
Los tres siguen adelante dejando a Shaka...

JARDÍN REAL DE DEMETER.

El choque final de Ariadna de Afrodita e Ikki, ha comenzado.
Por fin la Diosa se verá obligada a usar todo su poder para derrotar al santo del Fénix.
-“Usaré todo mi poder para acabarte, aquí está mi más poderoso ken :
¡“Soplo Destructor de Vidas”!”. Grita Ariadna.
Ikki sólo se sienta nuevamente y espera el ataque...
-“Esta vez no podrás con este ataque, ya que es más poderoso que el “Rocío de Primavera”. Ahora sí morirás sin falta”. Exclama Ariadna.
Ikki enciende su cosmos y empieza a meditar... Pero, ésta vez no es capaz de contener el ken de Ariadna y es alcanzado por ésta. El soplo de la Diosa, destruye la armadura del Fénix y le quita los cinco sentidos a Ikki. Dejándolo como un muerto viviente...
-“Ya no hay duda, ¡He vencido por fin al santo del Fénix!”. Dice Ariadna victoriosa.
La Diosa empieza a reír, pero... súbitamente vuelve a sentir el cosmos de Ikki.
-“La batalla no ha terminado todavía, Ariadna”. Dice Ikki.
-“No, ¡No es posible! Este hombre debería estar muerto, le quite los cinco sentidos... Sin embargo, ¿Por que siento este cosmos tan poderoso emanando de él?”. Piensa Ariadna.
Ikki se levanta, y empieza a caminar hacia la Diosa. Esta empieza a atacarlo con rayos, pero a pesar de que Ikki no tiene los cinco sentidos, los esquiva...
De pronto Ikki se detiene. Ariadna sabe que es su oportunidad de asestarle el golpe final, por lo que lo ataca con su “Rocío de Primavera”. Ikki detiene el ken con sus manos. Pero la presión es muy fuerte y no puede contenerlo. Súbitamente, el santo de Athena decide usar su última carta de victoria...
El cosmos de Ikki se incrementa y libera el “Fénix Incandescente”. El ken de Ariadna es rechazado por el ataque de Ikki. Pero la Diosa no esta dispuesta a ceder por lo que usa su “Soplo Destructor de Vidas”...
-“¿Sabes por que desde que llegué he tenido los ojos cerrados?”. Pregunta Ikki a la Diosa.
La Diosa le dice que a que se refiere con eso.
-“Lo que quiero decir es que esta pelea se acaba aquí y ahora”. Exclama Ikki.
De pronto... ¡Ikki abre los ojos!
El poder del santo aumenta de golpe, Ariadna también incrementa su cosmos... Y ambos chocan con sus kens...
-“Ja, ja ja, parece que después de todo te subestimé, Ikki. Y te felicito por que por fin me... has... v...vencido”. Dice Ariadna.
El cuerpo de la Diosa cae inerte al suelo...
-“Fuiste el más terrible rival al que me he enfrentado jamás”. Exclama Ikki.
-“S...sin em..bargo, no me iré sola. T..tú también morirás”. Dice Ariadna agonizando.
En ese momento, Ikki comprende lo que la Diosa trató de decirle. Pero era demasiado tarde, el santo del Fénix también cae al suelo...

MIENTRAS, EN EL TEMPLO DE LA BELLEZA ETERNA.

Todos los santos al ser derrotada Ariadna recobran la conciencia...
Se preguntan que sucedió, cuando se dan cuenta que Ikki venció a al Diosa, y que le costó la vida conseguirlo; juran que su sacrificio no será en vano, ya que ellos se encargarán de llegar a Zeus y detenerlo. Después de esto, todos se marchan al siguiente templo...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VI cap 3   Dom Sep 09, 2007 2:04 pm

VOL. VI.- CAPITULO III : ¡ PELEAREMOS JUNTOS VIEJO AMIGO !


CUARTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Ahora que Ikki ha derrotado a Ariadna de Afrodita, Seiya y todos los otros santos pudieron pasar el templo de la Belleza Eterna. Ahora están por llegar a la cuarta ciudadela.
Al llegar se encuentran con el olimpiano que protege la ciudadela, Icaro de Perseo.
Tal como lo hizo con Shun, Kiki y Kanon, les preguntó por Mu de Aries.
-“Yo soy Mu de Aries. ¿Quién quiere saberlo?”. Pregunta Mu.
-“Ah, entonces tu eres la persona que estoy esperando”. Contesta el olimpiano.
-“El no será tu oponente, Icaro”. Exclama Shion.
-“Maestro Shion, cuanto tiempo sin verlo”. Dice Icaro.
El olimpiano camina hacia Shion y le dice que le va a mostrar el respeto que siente por él. Acto seguido lanza un rayo al antiguo santo de Aries... Mu se teletransporta y logra desviar el ataque antes de que impacte a Shion.
Mu le dice a su maestro que al parecer este olimpiano lo conoce, y quiere que le diga por que lo quiere matar. Shion mira a Dohko, baja la mirada y le dice a Mu: -“El fue mi primer alumno. Pero cuando terminó su entrenamiento como santo dorado, descubrí que sólo quería el poder para satisfacer sus deseos. Trató de matarme, cuando no le permití portar al armadura de Aries. Lo entrené tan bien, que me superó... Sólo con un poco de suerte logré derrotarlo”.
-“¿Y entonces por que quiere matarme a mi?”. Cuestiona Mu.
-“Es sencillo. Tú portas la armadura que él ambicionaba tener”. Agrega Dohko.
-“Te ayudaremos a pelear, Mu. Entre todos lo derrotaremos fácilmente”. Dice Seiya.
-“No, ésta es mi pelea. Sería pérdida de tiempo si nos quedamos todos a pelear”. Contesta Mu.
Shion le dice a Mu que le ordena seguir adelante, él se quedará a pelear con Icaro.
Icaro les dice que, ¿Que les hace pensar que dejará ir a Mu?
Shion no pierde el tiempo y encierra a Icaro en una variación del “Muro de Cristal”, para que se puedan ir los demás santos de Athena...

TEMPLO DE LA FRAGUA Y LOS METALES.

Kanon, Shun y Kiki están por iniciar su combate contra el Dios guardián de ese templo, Ferk de Hefesto.
Kanon propone a Shun y Kiki quedarse él a pelear con Ferk, mientras ellos van al siguiente templo. Ambos aceptan.
-“Mientras disparo mi “Triángulo Dorado”, escapen”. Exclama Kanon.
Y así lo hacen, Kanon entretiene al Dios mientras sus compañeros pasan el templo.

CUARTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Shion se ha quedado a pelear solo contra Icaro, el olimpiano guardián de la ciudadela.
-“Te arrepentirás de haberte quedado a combatirme, “maestro””. Exclama Icaro.
-“No creas que soy el mismo Shion que te entrenó. Ahora tengo juventud, soy más poderoso.”
Contesta Shion.
Icaro dice que eso le alegra, ya que será más interesante la batalla.
-“Ya basta de charla toma mi ¡“Revolución de Polvo Estelar”!”. Grita Shion.
El olimpiano recibe el ataque, pero en el último momento usa el “Muro de Cristal” para protegerse del ken del antiguo santo dorado de Aries.
Shion le dice al olimpiano que si no se hubiera protegido con el muro, estaría acabado. Icaro le contesta que si así lo quiere use de nuevo el ken. Ahora no usará el muro.
El antiguo santo de Aries ataca de nuevo a Icaro con su “Revolución de Polvo Estelar”. Esta vez el olimpiano deja que el ken lo impacte... Sin embargo, ¡Icaro sale sin ningún rasguño!
-“Ahora verás mi poder, “maestro””. Exclama amenazante el olimpiano.
Icaro usa su poderosa telequinesís para inmovilizar a Shion para después atacarlo también con su “Revolución de Polvo Estelar”... Shion es impactado por el ken, y cae al suelo herido y con su armadura cuarteada...
-“Bien “maestro”, nos vemos en el infierno. ¡“Revolución de Polvo Estelar”!”. Grita Icaro.
Sin embargo tras recibir el ken, Shion esta intacto...
-“¿Qué? ¿Tú?”. Se asombra Icaro.
-“¡¿Dohko?!”. Pregunta Shion.
-“¿Acaso creíste que te iba a dejar morir solo viejo amigo? Pelearemos juntos como en los viejos tiempos”. Exclama Dohko.
-“Aunque pelees tu también, ni entre los dos podrán vencerme”. Dice el olimpiano...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VI cap 4   Dom Sep 09, 2007 2:05 pm

CREDITOS a PAKO, MIGUEL y EDUARDO (EL EQUIPO TENKAI NO OU)

VOL. VI.- CAPITULO IV : ¡ LA ULTIMA EXTINCIÓN DE LUZ ESTELAR DE SHION !


TEMPLO DE LA FRAGUA Y LOS METALES.

Todos los santos han llegado al cuarto templo, donde pelea Kanon de Géminis con el Dios guardián del recinto sagrado, Ferk de Hefesto.
-“Kanon, ya no te preocupes. Juntos derrotaremos a este Dios”. Exclama Mu.
-“¿En verdad este anciano es el guardián del templo?”. Pregunta Seiya.
-“No hay que fiarnos de las apariencias”. Dice Shiryu.
-“Sí Seiya, recuerda lo que nos pasó con Ariadna”. Agrega Hyoga.
Seiya propone que peleen todos juntos contra Ferk.
Ferk dice que ni todos juntos podrían vencerle. Puesto que él es uno de los Dioses del Olimpo.
Seiya le responde que Acteón y Ariadna dijeron lo mismo, y ya han sido derrotados. Además que él ni siquiera porta armadura.
El Dios inspecciona el Olimpo y se da cuenta de que los cosmos de Ariadna y Acteón han desaparecido.
-“Veo que no son mortales ordinarios. Ya que han podido derrotar a dos Dioses del Olimpo. Entonces no tendré compasión de ustedes. Morirán por su afrenta”. Dice Ferk.
Hyoga les propone que se vayan. Que el se siente muy humillado por lo que le hizo Ariadna y quiere demostrar su valía como santo de Athena quedándose a vencer él mismo al siguiente Dios del Olimpo.
Shiryu le dice que aquí es más importante la causa que el honor de cualquier santo.
Hyoga insiste. Kanon y Seiya están de acuerdo con él, pero Shiryu no. Casi a fuerzas acepta el santo del Dragón la propuesta de su compañero...
-“Muy bien. aquí voy, ¡“Polvo de Diamante”!”. Ataca Hyoga.
El ken del santo del Cisne, da en Ferk, congelándolo.
Los demás santos aprovechan el momento para pasar el templo...

CUARTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Justo cuando Icaro se disponía a matar a Shion, el maestro Dohko llegó.
El olimpiano les dice que ni peleando los dos a la vez lo derrotarán.
-“Me has desilusionado “maestro”. No esperé que necesitarás ayuda para pelear. En fin, ¡Acabaré con los dos entonces!”. Exclama Icaro.
-“Dohko, agradezco el gesto de tu parte. Pero ésta es mi pelea... Y debo combatir yo solo”. Dice Shion.
El maestro Dohko comprende a su viejo a amigo y promete no interferir.
Icaro le dice que con haber venido ya firmó su sentencia de muerte. Y que lo va a matar antes que a Shion...
El olimpiano avanza hacia Dohko. Y se prepara para liberar su técnica: “Revolución de Polvo Estelar”. Pero, Shion se levanta y se interpone diciéndole que la pelea es con el, el santo de Libra no es su oponente. El olimpiano lanza su mortal ken contra Shion, quien no lo puede evitar a pesar de usar el “Muro de Cristal”, destrozándole el sapuri...
Al ver como es tratado Shion, Dohko se enfurece...

ENTRADA A LA QUINTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Shun y Kiki, van en camino al siguiente templo tras dejar a Kanon en el templo de la Fragua y los Metales. Súbitamente se encuentran al olimpiano de la quinta ciudadela...
-“Yo soy Dagr de Cástor, guardia pretoriano de la quinta ciudadela del Olimpo”. Les dice.
-“No nos dejarás pasar. ¿No es así?”. Pregunta Shun.
-“Así es. Tendrán que derrotarme primero para pasar esta ciudadela”. Contesta Dagr.
Shun le dice a Kiki que se resguarde, mientras el pelea con el olimpiano.
Justo en ese momento, Seiya y los otros santos llegan...
Shun se alegra de que todos sus amigos están bien. Pero cuando pregunta por su hermano...
Todos sólo asientan con la cabeza y bajan la mirada.
-“Ya veo. Entonces no lloraré por él. Al contrario, continuaré combatiendo hasta derrotar a Zeus. Eso es lo que a el le hubiera gustado que hiciera”. Exclama Shun.
Shun les dice que él se quedará a pelear con Dagr. Pero, Kanon le responde que Dagr y él tienen un asunto pendiente. Ya que él le prometió a Saga que lo vengaría.
-“Entonces, este olimpiano...”. Dice Shun.
-“No, él no. Su hermano fue. Por eso ahora estaremos a mano. Así que déjenmelo a mí y ustedes sigan adelante. Sólo falta pasar un templo antes de llegar a donde Zeus y Athena se encuentran”. Exclama Kanon.
-“Está bien. Sí lo que quieres es pelear conmigo, entonces dejaré pasar a tus compañeros para que nadie interfiera en la pelea. Pueden pasar todos a excepción de ti”. Dice Dagr.
Todos los santos se despiden de Kanon y enfilan al siguiente templo...

CUARTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Icaro de Perseo acaba de lanzar un poderosísimo ken a Shion. Dohko al ver como golpean a su viejo amigo no puede evitar enfurecerse.
-“Bien, ahora es tu turno. ¡“Revolución de Polvo Estelar”!”. Grita Icaro.
-“Parece que no supieras que el ken que es lanzado a un santo no funciona en segundas ocasiones. Este ataque no me hará daño. Pues ya lo he visto varias veces”. Dice Dohko.
Y en efecto, el ken de Icaro no le causa daño al santo dorado de Libra.
-“¡Ahora sentirás mi ken! El ¡“Dragón Naciente de Rozan”!”. Grita Dohko.
Icaro sólo sonríe. Levanta su mano y detiene el ken...
-“Muy bien. Como ya he visto este ken, ya no surtirá efecto contra mi. Por el contrario tuyo, pues la técnica que voy a usar ahora nunca la he usado contra ti, lo que es más, serás el premier hombre en recibirla. ¡Prepárate a morir! ¡“Lluvia de Estrellas”!”. Exclama Icaro.
-“Entonces yo también usaré mi mejor ken, el ¡“Ataque de 100 Dragones de Rozan”!”. Grita Dohko.
Los dos kens chocan... Ninguno de los dos combatientes desiste. Pero, es Dohko el que empieza a ceder...
-“¡Ahora, Shion! Escapa mientras puedas. Yo lo detendré, hice que comenzáramos la batalla de los mil días. Es tu oportunidad... Adiós, viejo amigo...”. Dice Dohko.
-“Te equivocas si crees que te voy a dejar morir solo. ¿Acaso no recuerdas lo que nos juramos después de vencer a Hades hace ya más de 200 años? Qué íbamos a pelear juntos en adelante. Además esta pelea es mía, y tú no vas a morir por mi causa...”. Exclama Shion.
Shion toma por la espalda a Icaro....
-“Adiós amigo mío... Esta va por todas las que te debía, jura que siempre pelearas por Athena en mi nombre. ¿Estás listo Icaro? Esto debí haberlo hecho desde hace mucho tiempo... ¡Hasta luego Dohko! ¡¡¡“Extinción de Luz Estelar”!!!”. Exclama Shion...
Y ambos, Icaro y Shion son reducidos a polvo estelar...
Dohko se lamenta por no haber podido hacer nada por impedir la muerte de Shion. Pero jura que seguirá combatiendo en su nombre...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VI cap 5   Dom Sep 09, 2007 2:06 pm

VOL. VI.- CAPITULO V : ¡ REFUERZOS DEL MAS ALLA !


CUARTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Dohko observa con incredulidad lo que ha hecho Shion.
Tras un momento de honrar a su viejo amigo, Dohko se marcha al siguiente templo...

TEMPLO CRONION.

Zeus se encuentra impaciente, ya que se ha percatado de la derrota de Acteón de Eros y Ariadna de Afrodita. Se pregunta como es posible que unos simples santos de Athena hayan podido vencer a los Dioses del Olimpo. Se encuentra metido en sus pensamientos, cuando de pronto alguien entra al templo...
El señor de los Dioses, siente la presencia de alguien y exclama:
-“¿Quien ha osado entrar al templo Cronión? ¿Acaso no sabe que este es le lugar más sagrado del Universo? Y que sólo los Dioses tienen acceso a él. ¡Conteste!”.
-“Sólo somos unas fieles seguidoras a ti, o poderoso Zeus”. Se escucha una voz de mujer.
-“¿Quienes son ustedes?”. Cuestiona Zeus a las recién llegadas.
-“Yo soy Dhyra de Hestia, Diosa del Fuego”. Contesta una.
-“Yo Kara de Artemisa, Diosa de la Luna y la Caza”. Responde otra.
-“Y yo Evanis de Démeter, Diosa de la Agricultura y Flora Terrenal”. Contesta la otra.
Zeus les pregunta que es lo que quieren.
-“Nos ha enviado nuestra señora, tu consorte, a ayudarte. Se ha dado cuenta que el enemigo es poderoso, por lo que nos envío a asistirte en todo lo que mandes”. Contestan las Diosas.
-“¿Quién es su señora?”. Cuestiona Zeus.
-“Tu debes saber muy bien quien es ella, mi señor. Es la todopoderosa Reina de los Dioses del Olimpo, ¡¡¡Hera!!!”. Responde Kara.
Eduardo de Zeus está sorprendido por lo que acaba de oír...
-“Tú sabes muy bien que el Olimpo, el hogar de los Dioses está dividido en 12 ciudadelas, en cada una de las cuales habita un Dios; las 6 de la parte oriente regidas por ti, y las otras 6 del poniente gobernadas por Hera”. Exclama Evanis.
Con la reacción de Zeus ante ellas, comprenden las Diosas que el verdadero Zeus aún no está despierto totalmente.
Después de esto, el señor de los Dioses acepta que se queden...

TEMPLO DE ZEUS.

Tras separarse de Poseidón, Apolo se ha topado frente a frente con la persona que nunca pensó encontrar en el Olimpo...
-“¡¿Helios?!”. Se sorprende Apolo.
-“Finalmente, y tras siglos nos encontramos por fin traidor. No sólo en la época de la mitología te has atrevido a levantar tu puño contra Zeus. Sino que ahora en el presente te alias con sus enemigos para destruirlo. Eso no lo permitiré, verás quien es el verdadero Dios Sol”. Exclama Helios.
-“Tendrás que demostrármelo con hechos, no con palabras”. Responde Apolo.
-“Como tú quieras, prueba mi : ¡“Quasar Solar”!”. Exclama Helios.
-“Eso no es nada, ¡“Corona Solar”!”. Contesta Apolo.
Los kens de los Dioses coalicionan....

TEMPLO DE LA FRAGUA Y LOS METALES.

Hyoga está a punto de iniciar su pelea en contra de Ferk de Hefesto...
El santo del Cisne nota que su rival carece de una pierna, por lo cual no podrá eludir ningún ken que le lance. Así que se prepara para atacarlo.
-“No puedo perder el tiempo aquí, así que toma: ¡“Polvo de Diamante”!”. Exclama Hyoga.
Para su sorpresa, Ferk no esquiva el ken y queda convertido en una estatua de hielo...
Hyoga no puede creer que el Dios no oponga resistencia alguna. De pronto la capa de hielo que se había creado arriba del Dios, comienza a derretirse...
-“Esta temperatura nunca podría hacerme el menor daño. Nunca serás capaz de congelar una armadura tenkai-kamei, ya que fueron hechas con el Olimpium, el metal más duro y resistente de todos. Además de que están forjadas por el martillo sagrado Dolb”. Dice Ferk.
-“Entonces prueba esto: ¡“Rayo de Aurora”!”. Grita Hyoga.
Sin embargo ocurre lo mismo, el Dios logra deshacer el hielo...

LAS AFUERAS DEL TEMPLO CRONION.

Continúa la batalla entre Poseidón y Ares.
Los gigantescos cosmos chocan una y otra vez... Parece como si nunca acabará la contienda.
-“Parece que tendremos que usar nuestros técnicas más poderosas para ganar esta pelea”. Dice Poseidón.
-“No necesito de todo mi poder para enviarte al infierno. Hasta ahora sólo he estado jugando contigo”. Contesta Ares.
Poseidón se sorprende al oír a Ares. Y le responde:-“Estamos iguales, yo tampoco he usado todo mi poder”.
Ares sólo ríe y le dice que aunque usará todo su poder, jamás lo vencería.
-“Así que ahora prepárate, Poseidón. Te eliminaré de una vez por todas”. Dice Ares.
Justo en ese momento, algo increíble sucede...
Del cielo comienzan a brotar un ejército de almas y aterrizan en el Olimpo. Todas se reúnen en torno del Dios de la Guerra y entonces adquieren forma humana...
Ares se sorprende al percatarse de que se trata de los guerreros del señor del inframundo...
¡Los 108 Espectros de Hades!
Poseidón no puede creer lo que está pasando, pues se supone que Hades fue destruido por Athena y sus santos en Elisión...
-“¡No puede ser! Si ellos están aquí, significa que... ¡Hades aún vive!”. Exclama Ares....

Fin del Volúmen VI......................


Hades vive... hasta la siguiente entrega!




RECUERDEN QUE ESTE FANFIC, ESTA HECHO POR FANS PARA FANS
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VII cap 1   Dom Sep 09, 2007 2:07 pm

VOL. VII.- CAPITULO I : ¡ ALIANZAS CON RIVALES DEL PASADO !


TEMPLO CRONION.

Las Diosas enviadas por Hera han sentido el cosmos de los Espectros de Hades, y le informan a Zeus...
-“¿Espectros de Hades? Pero sí a mi me informó Ares que habían sido derrotados por Athena y sus santos. Lo que es más, que el mismo Hades había perecido en esa batalla”. Dice Zeus.

EN EL CAMINO AL QUINTO TEMPLO...

Seiya, Shiryu, Shun, Mu y Kiki también se han percatado de la presencia de los Espectros de Hades.
-“¿Lo sentiste Mu?”. Pregunta Seiya.
-“Sí. Y aún no puedo creerlo, ¡Hay Espectros de Hades en el Olimpo!”. Exclama Mu.
-“Eso quiere decir que Hades está detrás de la resurrección de Zeus”. Dice Kiki.
-“No lo creo. Por que según la mitología, Zeus y Hades nunca congeniaron. Además Hades no se arriesgaría a resucitar a Zeus. Esto tiene un motivo más profundo, la persona que ha traído a Zeus a esta era, debe de estar tramando algo muy grande”. Reflexiona Shiryu.
-“¿Y si Hades nos está ayudando? Recuerden que él es el único que puede resucitar a los muertos. Eso explicaría como revivieron los santos dorados y Athena. También esta ese sujeto que nos dio la crátera con sangre para reparar las armaduras”. Agrega Shun.
-“No, Hades jamás resucitaría a Athena. Y menos la ayudaría”. Dice Mu.
-“¿Entonces, que demonios están haciendo aquí?”. Pregunta Seiya.
-“No tengo la menor idea. Pero de una cosa estoy seguro, donde están ellos, Hades esta”. Responde Mu...

EN OTRO LUGAR, EN ASGARD...

Hilda de Polaris ha estado orando en el altar del Dios Odín, tras escuchar el ultimátum de Zeus a la humanidad. Flare la observa desde lejos.
De pronto alguien toma por el hombro a Flare, y está al voltear se da cuenta de que es....
¡Hagen! Pero no es sólo él, ¡Todos los demás Dioses Guerreros están ahí!
La princesa se alegra de verlos a todos con vida de nuevo y corre a avisarle a su hermana.
Hilda no puede creer lo que le dice Flare hasta que los ve por sus propios ojos...
-“¡Siegfried! ¿Pero como es posible que estén vivos?”. Pregunta Hilda.
-“Aún no lo sabemos con certeza. Yo sólo recuerdo que cuando desperté, una mujer estaba flotando frente a mí. Y me dijo que me había revivido por que tenía una misión que cumplir. Que debíamos ir al Olimpo a ayudar a Athena y sus santos a pelear con....”. Dice Siegfried.
-“Zeus”. Agrega Hilda.
-“¿Pero cómo? ¿Ya lo sabía señorita Hilda?”. Cuestiona Thor.
-“Sí. Hace poco, Zeus dio un ultimátum a la humanidad”. Responde Hilda.
-“¿Cómo era la mujer que los resucitó?”. Pregunta Flare.
-“Era muy hermosa, vestía toda de negro. Y nos entregó éstos ropajes”. Responde Shid.
Hilda se queda pensando en quien habrá sido...
Siegfried le dice que ya tienen que irse, Athena y los santos necesitan de su ayuda.
-“Por fin podremos compensar a los santos por todo lo que les hicimos pasar”. Dice Bud.
-“Muy bien, entonces ¡Adelante Dioses Guerreros!”. Exclama Siegfried...

LAS AFUERAS DEL TEMPLO CRONION.

Ares se encuentra rodeado por los Espectros del Dios del Más Allá.
-“¿Qué esperas emperador de los mares? Date prisa en entrar al templo, nosotros nos encargaremos de Ares”. Dice Radamanthys de Wyvern.
Poseidón no puede creer que los guerreros de Hades hayan venido a ayudar a derrotar a Zeus.
Por un momento desconfía, pero telepáticamente alguien le dice que no se preocupe, ya que por esta vez, el señor del inframundo está de su lado...
-“¡Espera Poseidón! ¿Acaso estás escapando de nuestra pelea? ¿De verdad crees que estos gusanos puedan detenerme?”. Exclama Ares.
El Dios de la guerra enciende su cosmos y todos los Espectros salen despedidos por los aires...

CUARTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Milo también ha sentido la presencia de los Espectros de Hades.
-“Debemos darnos prisa, esto ya esta tomando un rumbo que no me gusta. Ya tenemos suficientes problemas con Zeus, para que ahora de buenas a primeras aparezca Hades”. Dice Milo a Aicon y Tetis.
Sus compañeros sólo asientan con la cabeza.

MIENTRAS, EN OTRO LUGAR MUY LEJOS DE AHÍ...

El Monte Atos, uno de los promontorios más importantes de Grecia.
En las faldas de este monte hay un gran secreto escondido, ¡Una entrada al Olimpo!
Hasta ese lugar se han trasladado los Dioses Guerreros de Asgard para acudir al auxilio de Athena y sus santos en su desesperada batalla contra Zeus.
-“Bien, ya estamos aquí. ¿Ahora que?”. Dice Shid.
-“Hay que esperar a nuestra benefactora. Ella dijo que nos vería aquí”. Responde Siegfried.
En eso aparece una mujer en forma de proyección astral... Y les dice: -“Veo que en verdad harán lo que les dije”.
-“Sí. Estamos en deuda con Athena y los santos por que ellos salvaron Asgard. Ahora nos toca a nosotros ayudarlos”. Dice Thor.
Hagen le pregunta que quien es ella y por que está haciendo esto. A lo que le responde que su nombre no importa, lo único que debe importar es llegar al Olimpo y derrotar a Zeus. Ahora no deben perder más tiempo y entrar a la puerta que los llevará al Olimpo.
Los guerreros sólo se miran entre ellos, hasta que Bud le pregunta que a cual puerta se refiere, ya que ellos no ven ninguna puerta...
La mujer levanta su mano y se abre una puerta dimensional en la ladera del monte... Y les dice: -“Una última observación. Al Olimpo nadie puede entrar, sólo los Dioses. O en su caso los que estén protegidos por un Dios, es por eso que les di esos Sapuris-kamei. Gracias a ellos podrán ingresar al hogar de los Dioses”.
-“Eso quiere decir que tú eres una ¡¿Diosa?!”. Exclama Mime.
Ella no responde, sólo les señala la puerta. Todos atraviesan el umbral...


En la siguiente entrega:
Los 108 Espectros de Hades combaten al Señor de la Guerra, finalmente, Ferk de Hefesto ha decidido pelear en serio...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VII cap 2   Dom Sep 09, 2007 2:08 pm

VOL VII.- CAPITULO II : ¡ ESFUERZOS DESESPERADOS EN CONTRA DEL DIOS DE LA GUERRA !


TEMPLO DE LA FRAGUA Y LOS METALES.

Hyoga continúa combatiendo con Ferk de Hefesto, el Dios guardián del cuarto templo.
Hasta el momento, el Dios ha recibido todos los ataques del santo del Cisne sin que le causen el menor daño. Ahora se alista para contraatacar...
-“Ya te he dicho que no importa cuanto bajes la temperatura, no podrás derrotarme mientras que yo traiga puesta esta armadura sagrada. Tú por el contrario estoy seguro que no podrás resistir ninguno de mis ataques”. Dice Ferk.
El Dios usa sus poderes mentales y hace que enormes rocas se desprendan del templo y las arroja a Hyoga. Este por su parte esquiva unas y otras las despedaza.
-“Muy bien hecho. Ahora, ¿Que harías si esas rocas fueran incandescentes?”. Exclama Ferk.
Ferk vuelve a lanzar las rocas a Hyoga pero esta vez son incandescentes. El santo del Cisne sólo sonríe diciendo: -“Así como yo no puedo bajar la temperatura tanto para ser capaz de derrotarte, tú tampoco puedes subirla tanto como para vencerme. Lo que estás haciendo al arrojarme esas rocas es un juego de niños para mí. Pensé que ibas a hacer algo mejor que esto”.
-“Si estás tan seguro de ello, entonces ¿Por que sólo las esquivas y no tratas de destruirlas como lo hiciste con las otras?”. Cuestiona el Dios.
Hyoga se dispone a aceptar el reto de Ferk.
-“Esta bien, esta vez las destruiré”. Dice Hyoga.
El Dios las vuelve a enviar. Pero esta vez tanto la velocidad como la temperatura de las rocas va en aumento conforme son lanzadas por Ferk.
Sin embargo cuando Hyoga trata de destruirlas se percata de que se necesitará bajar la temperatura hasta el cero absoluto para romperlas...
La lluvia de rocas es cada vez más intensa hasta que el santo de Athena acaba siendo arrollado por ellas. Aún en el suelo, las rocas siguen impactándolo...
Hyoga saca fuerzas y se levanta entre el vendaval de rocas y se prepara para hacer una de sus mejores técnicas, el “Rayo de Aurora”. Concentra su cosmos y baja la temperatura al cero absoluto y libera su ken...
En un instante todas las rocas son congeladas y destruidas por el chorro frío de Hyoga.
Ferk está sorprendido por el poder de Hyoga, sin embargo le dice que todavía no cante victoria ya que esto fue sólo un ligero escarceo...

CUARTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

La comitiva de Aicon, Milo y Tetis ha alcanzado a Dohko.
-“Qué alegría de verlo con bien, maestro Dohko”. Dice Milo.
-“El gusto es mío, creí que ya te habíamos perdido Milo”. Contesta Dohko.
El santo dorado de Libra cuestiona a Milo sobre Aicon y Tetis. Este le cuenta toda la historia de Aicon y Tetis y de cual es su misión. Dohko comprende y jura que dará su vida si es preciso con tal de derrotar a Zeus... Después de esto, los cuatro se encaminan al cuarto templo.

TEMPLO CRONION.

Athena acaba de despertar del mágico sueño que le impuso Laertes de Hermes.
Zeus la recibe gustoso. La presenta a las otras Diosas.
Telepáticamente, Athena le dice a Zeus que no confía en las Diosas enviadas por Hera. El señor de los Dioses le dice que él tampoco confía en ellas, pero por el momento no hará nada.

EN LAS AFUERAS DEL TEMPLO CRONION.

Los Espectros de Hades están tratando de detener a Ares, para que Poseidón pueda entrar al templo Cronión.
Ares no está dispuesto a permitirle a Poseidón a entrar al templo Cronión. Y le dice que ni aún con la ayuda de todo el ejército de Hades lo vencerá.
-“Mira bien Emperador de los Mares, éste es el verdadero poder de un Dios del Olimpo. De un solo golpe destruiré a todos estos gusanos”. Exclama Ares.
Aiakos dice que él se encargará de Ares con su “Aletazo de Garuda”. Y así lo intenta, sujeta al Dios de la Guerra por el cuello y lo lanza hacia arriba, dibuja con su pie un cruz donde deberá caer el cuerpo de Ares, sin embargo en lugar de caer Ares, cae él mismo...
Radamanthys ordena a Myu de Papillón que trate de inmovilizar a Ares con su psicoquínesis, y a Raimi de Worm que lo sujete con sus tentáculos de gusano. Mientras él y los otros dos Kyoto, Minos y Aiakos atacan la mismo tiempo al Dios de la Guerra...
-“¡Ahora!”. Dice Radamanthys.
Tal como lo planearon, mientras Raimi y Myu se encargan de inmovilizar a Ares, los tres Kyoto lo atacan al mismo tiempo...
-“¡“Castigo Supremo”! ¡“Marionetación Cósmica”! ¡“Ilusión Galáctica”!”. Exclaman los Jueces del Inframundo al atacar a Ares.
El ataque de los Kyoto toma por sorpresa al señor de la Guerra y no puede evitarlo...
La explosión que se desencadena por la potencia de los tres kens combinados alcanza a Ares, no obstante el poder de los Kyoto, Ares escapa sin ningún rasguño del impacto de sus fuerzas combinadas...
-“Parece que no comprenden cual es mi poder, ¿No es así? Ahora mismo se los demostraré... ¡“Tempestad de Guerra”!”. Exclama Ares.
¡Del cielo cae un rayo que golpea a todos los espectros juntos!
Ares queda sorprendido, pues observa que no pudo matar a ninguno de ellos. Ya que traen puestas armaduras divinas.
-“No hay otra opción, tendremos que usar la última técnica que nos queda, Minos, Aiakos; organicen a sus ejércitos. Ha llegado la hora de la muerte de Ares” Exclama Radamanthys.
Minos, Aiakos y los demás espectros no pueden creer lo que está pidiéndoles hacer su líder, pero están dispuestos a todo con tal de derrotar a Ares...
Los guerreros de Hades empiezan rodear al señor de la Guerra, mientras que los tres Kyoto se ponen al frente de ellos... Todos encienden su cosmos al mismo tiempo, Ares no comprende que están tratando de hacer. De pronto recuerda a los Coronis de Apolo... Comprende que se trata de una técnica de destrucción masiva, sin embargo ya es demasiado tarde para evitarla...
-“¡¡¡“Explosión de las 108 Masei”!!!”. Gritan todos los espectros al mismo tiempo...
El Olimpo tiembla ante el extraordinario poder y alcance del último ken de los guerreros de Hades. En todo el recinto sagrado se observa la gigantesca explosión de proporciones cósmicas.
Tras disiparse la nube de polvo que se levantó tras el impacto, sólo permanece un señor de la Guerra en medio de un inmenso cráter hincado y un poco aturdido...

TEMPLO DE LA FRAGUA Y LOS METALES.

Ferk ha sentido también la explosión, y piensa que debe de acabar rápido con Hyoga para ir en ayuda de Zeus.
-“Lo siento mucho, pero ya me canse de jugar contigo; así que ahora mismo te acabaré ya que no tengo tiempo que perder. Mi señor Zeus está en peligro y debo ir en su ayuda, ahora desaparece... ¡“Maremoto de Magma”!”. Exclama Ferk.
Una ola gigantesca de magma hirviendo se abalanza contra Hyoga... Este trata de detenerla con el “Polvo de Diamante”, sin embargo no lo consigue. Con desesperación se da cuenta de que no puede detenerla, así que lanza su “Rayo de Aurora” con el mismo resultado. Ferk le dice que ésta vez no podrá detener su ataque con nada... Hyoga insiste en que logrará parar el ken a como de lugar por lo que usará ahora su “Aurora Boreal”, el Dios del Fuego está sorprendido por la tenacidad de Hyoga. Por fin con el último ken lanzado por el santo del Cisne, logra detener el mortal ataque de Ferk.
El Dios del Fuego se da cuenta de Hyoga no es un santo de bronce común y corriente, por lo que lo reta a pelear con toda su fuerza y poder...


En la siguiente entrega:
¿Habrá sobrevivido Ares a la tremenda explosión? el combate de Hyoga y Hefesto cada vez se intensifica más...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VII cap 3   Dom Sep 09, 2007 2:09 pm

VOL VII.- CAPITULO III : ¡ LA METAMORFOSIS DE FERK ! ¡ EL VERDADERO ASPECTO DEL DIOS DEL FUEGO !


TEMPLO CRONION.

Zeus y sus acompañantes no se explican que fue ese estruendo en las afueras del templo.
-“¿Qué habrá sido eso?”. Se pregunta Athena.
-“Fue como si cientos de cosmos estallarán a la vez”. Dice Dhyra.
-“Además los cosmos de los Espectros de Hades han desaparecido”. Agrega Kara.
-“Ellos estaban peleando con Ares, sin embargo aún siento el cosmos de él. Lo que significa que su sacrificio fue en vano, ¿Cómo pudieron creer que con su poder podían derrotarlo? Ares es él más poderoso Dios del Olimpo sólo detrás de Zeus y Hera”. Completa Evanis.
-“Aún así debemos admitir que fue un buen intento”. Exclama Zeus.

LAS AFUERAS DEL QUINTO TEMPLO.

Seiya, Shiryu, Shun, Mu y Kiki también sintieron la explosión de los cosmos de los Espectros.
-“No me puedo imaginar que clase de pelea se está desarrollando en la cima del Olimpo”. Dice Shiryu.
-“Todos los cosmos de los Espectros desaparecieron al mismo tiempo, fue como si ellos fueron los que provocaron la explosión de hace unos momentos”. Exclama Mu.
-“Entonces no tenemos tiempo que perder, en ese lugar debe de encontrarse Athena. Miren, justo delante de nosotros se encuentra el último templo según dijo Altair”. Agrega Seiya.

CUARTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Dohko, Milo, Aicon y Tetis, quienes están por entrar al templo de la Fragua y los Metales donde se encuentran combatiendo Hyoga y Ferk, también se percatan de lo que ocurre en la cima del Olimpo.
-“Parece que la batalla ya empezó en el templo de Zeus”. Dice Dohko.
-“Tal vez el señor Abel ya este combatiendo allí, eso significa que debemos darnos prisa”. Agrega Aicon.
-“Sin embargo, no siento el cosmos de Apolo en la cima del Olimpo. Sino el de mi señor Poseidón”. Exclama Tetis.
-“Entonces no perdamos más tiempo y entremos al templo que sigue”. Aconseja Milo.

TEMPLO DE LA FRAGUA Y LOS METALES.

Ferk acaba de retar a Hyoga a pelear con todo su poder.
-“Muy bien, hasta ahora no he hecho nada más que defenderme de tus ataques. Es mi turno. Recibe mi ¡“Aurora Boreal”!”. Exclama Hyoga.
El Dios del Fuego recibe el ken y lo detiene, aunque queda congelada su mano.
-“Ya te había dicho que necesitabas bajar la temperatura mucho más para poder congelar mi armadura, en cambio esta vez no podrás con mi ¡“Maremoto de Magma”!”. Responde Ferk.
Hyoga le dice que esta vez no tendrá que usar su poder para detener el ken, puesto que una técnica usada una vez, no funciona en contra de un santo de Athena en segundas ocasiones. Es así como Hyoga sin ningún esfuerzo detiene el ken y lo refleja en contra de Ferk...
-“Una vez más me sorprendes, Hyoga. Parece que no habrá más remedio que cambiar el escenario de la pelea, para combatir con todo mi poder”. Exclama Ferk.
Hyoga le contesta que no importa donde combatan, él saldrá victorioso. Puesto que aún no ha usado su mejor ken. Ferk le responde que él tampoco ha usado ni la mitad de su poder...
El Dios del Fuego comienza a levitar y le pide a Hyoga que lo siga a otro salón del templo.
Así llegan a una habitación que parece una caverna volcánica, en cuyas paredes hay piezas hechas por el Dios del Fuego. Y en el centro se halla una especie de puerta dimensional, Ferk le dice a Hyoga que entre al portal. El santo del Cisne con desconfianza accede a entrar...
Momentos después, el Dios lo sigue...

EN LAS AFUERAS DEL TEMPLO CRONION.

Ares y Poseidón se recuperan de la terrible explosión provocada por los Espectros de Hades.
-“U..uhn, no puedo creer lo que se atrevieron a hacer los Espectros para acabar con Ares”. Piensa Poseidón.
De pronto se da cuenta de que el señor de la Guerra no fue destruido por el ken...
-“¡No puede ser! ¡Ha salido ileso de la explosión de los cosmos de los Espectros de Hades!”. Exclama lleno de asombro Poseidón.
-“A...ah, ¿Acaso pensabas que esos gusanos iban a poder destruirme?”. Responde Ares.
Ahora Poseidón se ha dado cuenta de que Ares no alardeaba con lo que dijo sobre que no ha usado ni la mitad de su máximo poder...

MIENTRAS, EN OTRO LUGAR...

Hyoga y Ferk han llegado a su destino por fin.
-“¿Dónde estamos Ferk?”. Pregunta Hyoga.
-“Estamos en mi taller personal, aquí es donde me encargo de forjar todos mis trabajos. Esto es el centro de la Tierra, bajo el volcán Etna. Ahora estoy seguro de mi victoria, ningún ser humano puede sobrevivir a esta temperatura, y menos alguien como tú que nació en un lugar donde predomina el ecosistema de la tundra”. Contesta Ferk.
-“¿El centro de la Tierra? Entonces por eso se siente este calor infernal. ¿A que temperatura nos encontramos? ¡Responde!”. Exclama Hyoga.
-“Esta bien, te lo diré. La temperatura a la que estamos es de : ¡ 6,650 ° C !”. Responde Ferk.
Hyoga no puede creer lo que ha oído. Pero al sentir el calor que hace ahí, comprende que es verdad...
-“Así es Hyoga, si quieres vencerme tendrás que soportar primero esta temperatura. Tómate tu tiempo, por mi no hay problema ya que puedo aguantar años aquí abajo, sin que me sofoque el calor que se siente”. Dice Ferk.
Hyoga se da cuenta de que tiene que derrotar rápidamente a Ferk de lo contrario no podrá soportar más tiempo ese calor infernal.
-“Tengo que vencerlo de un solo golpe, pero este calor no me deja moverme ni pensar con claridad. No hay otra opción, tendré que usar la técnica que me heredo mi maestro Camus; la ¡“Ejecución de Aurora”! Es mi única esperanza”. Piensa Hyoga.
-“¿Qué sucede Hyoga? ¿Acaso no puedes hacer uso de todo tu poder mental por el calor?”. Dice burlonamente Ferk.
-“Prepárate Ferk, ahora sentirás la técnica que me enseño mi maestro, la ¡“Ejecución de Aurora”!”. Exclama amenazante Hyoga.
El Dios del Fuego comprende que este ataque de Hyoga es superior a todos los que ha usado, así que enciende su cosmos y trata de detenerlo... Sin embargo, Hyoga sigue bajando la temperatura tanto como varios ceros absolutos. Ferk no puede contener el poder del santo del Cisne, así que decide contrarrestarlo con su ken: “Maremoto de Magma”... No obstante su ken es superado por el aire frío emitido por Hyoga...
-“Veo que te subestimé santo de Athena, eres más poderoso de lo que me imaginaba. Me has obligado a pelear usando todo mi poder, pero para eso debo usar mi verdadero cuerpo”. Dice Ferk.
-“¡¿Tú verdadero cuerpo?! Pero yo creí que ese era tu...”. Se sorprende Hyoga
-“No, estabas equivocado. Ahora contempla mi verdadero aspecto, tu fin está asegurado”. Contesta el Dios.
En ese momento el cosmos de Ferk comienza a expandirse y su cuerpo sufre una sorprendente transformación...


En la siguiente entrega:
El combate mortal en el Taller de Hefesto cada vez se intensifica más, por otro lado, Seiya, Shiryu, Shun, Mu y Kiki están por adentrarse en el quinto templo...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VII cap 4   Dom Sep 09, 2007 2:09 pm

VOL VII.- CAPITULO IV : ¡ TIEMBLA ANTE DOLB, EL MARTILLO SAGRADO !
¡ LA BATALLA EN EL CENTRO DE LA TIERRA !


TEMPLO DE LA FRAGUA Y LOS METALES.

El grupo de Dohko, Milo, Aicon y Tetis ha entrado al cuarto templo.
-“Parece como si no hubiera nadie en este templo”. Dice Tetis.
-“Sin embargo hace unos momentos cuando veníamos camino hacia acá, pude sentir dos cosmos combatiendo aquí dentro”. Comenta Dohko.
-“Es verdad, yo sentí la presencia de Hyoga”. Dice Milo.
-“Tal vez la batalla ya terminó. Como sea parece que nada nos impide pasar por este templo”. Agrega Aicon.
-“En ese caso sólo nos falta pasar por un templo más para llegar a Zeus”. Dice Dohko.

LOS CAMPOS ELISEOS.

Hades, el Dios del Más Allá, se encuentra recuperándose de sus heridas después de la última batalla con Athena y sus santos.
Unas ninfas se encargan de su cuidado. De pronto una mujer entra a la habitación...
La mujer le pide a las ninfas que la dejen a solas con Hades. Ellas obedecen.
La mujer se acerca al señor del Más Allá, se sienta a un lado de él y le dice:
-“Mi señor Hades... Juro por mi vida que nos vengaremos por todo lo que te han hecho. En este preciso momento ya deben de estar tus tropas en el Olimpo”.
En eso aparecen los heraldos de Hades... ¡Hypnos y Thánatos!
-“Mi señora, ya estamos listos para partir al Olimpo”. Dice Thánatos.
-“Al parecer los Espectros han fracasado, por lo que iremos nosotros personalmente”. Agrega Hypnos.
En ese instante se escuchan unas voces:
-“Nosotros nos encargaremos de todo, no se preocupe señora”.
-“¿Qué?”. Se sorprende Thánatos.
-“Ustedes deben de ser...”. Dice Hypnos.
-“Las Parcas del Más Allá, las encargadas de decidir el destino de los mortales. ¡Atropo, Cloto y Láquesis!”. Contestan al Dios del Sueño.
La mujer se levanta y voltea a verles diciendo: -“Mis fieles Parcas, no hay necesidad que intervengan aún. Hypnos y Thánatos se harán cargo de todo. No se preocupen por nada, ¿Verdad que ustedes, heraldos de Hades se harán cargo de todo?”.
-“Será como tu lo ordenas mi señora”. Responden los heraldos.

EL CENTRO DE LA TIERRA, BAJO EL VOLCAN ETNA.

El cuerpo de Ferk de Hefesto acaba de sufrir una sorprendente transformación, de esta forma logra detener el ken de Hyoga.
-“¿Qué? ¿Acaso tú sabes usar la técnica de Misophetamenos?”. Pregunta Hyoga.
-“No tengo necesidad de usar esa técnica. La razón de no usar mi verdadero aspecto es porque puedo trabajar mejor con los metales con mis poderes mentales, y con mi verdadera figura soy todo poder. Es por eso que decidí usar mi forma original, para pelear en igualdad de condición contigo. Ahora lo entiendes Hyoga, al usar mi verdadero cuerpo no habrá posibilidad alguna de que sobrevivas”. Responde Ferk.
-“La batalla acaba de empezar Ferk, aún no sabemos quien va a ganar”. Exclama Hyoga.
-“¿Eso crees? Mi nuevo cuerpo es sólo la primera sorpresa que te tengo, aún hay otra... Recibe como se merece a mi fiel compañero de trabajo. Te presento a: ¡Dolb, el martillo sagrado!”. Dice Ferk.
En ese instante una esfera de fuego parece y se detiene a un lado de Ferk, poco a poco empieza a tomar forma... Se trata de un martillo el cual al girar asemejaba una esfera. El Dios lo toma con su mano.
-“¡Contempla el poder de Dolb! ¡“Taifu de Lava”!”. Grita amenazante Ferk.
Todo el suelo se desmorona y sólo queda una inmensa laguna de lava. Y comienza a formarse un remolino de aire caliente y brasas de magma hirviente que golpea a Hyoga levantándolo una y otra vez por los aires azotándolo contra el suelo y las paredes del lugar...
-“Ahora lo ves por tus propios ojos, ya no tienes posibilidad alguna de sobrevivir a esta pelea. Será mejor que te des por vencido y aceptes tu muerte con resignación”. Dice Ferk.
-“E..esto aún no termina, no he dicho mi última palabra. Te dije que bajaría la temperatura tanto como para derrotarte, y lo cumpliré. Además aún no me has causado un daño letal como para que no pueda responderte”. Contesta Hyoga.
-“Así que eso es lo que quieres, un daño letal. Muy bien, ten cuidado con lo que pides, por que se te puede conceder...” Exclama el Dios.
Ferk blandea su martillo y lo arroja a los pies de Hyoga. De pronto un chorro de lava sale despedido desde debajo del santo y lo envuelve completamente...

ENTRADA AL QUINTO TEMPLO.

Seiya, Shiryu, Shun, Mu y Kiki están por adentrarse al quinto templo.
-“Seiya, amigos tengo que pedirles un favor. Quiero que me dejen peleando en este templo y ustedes se adelanten con Zeus. Estoy preocupado por el viejo maestro, y quiero quedarme a esperarlo. Después los alcanzaremos”. Dice Shiryu.
-“Pero, Shiryu...”. Dice Shun.
-“Está bien, pero recuerda que es una promesa. Te estaremos esperando”. Exclama Seiya.
Y así todos juntos entran al recinto sagrado...


En la siguiente entrega:
Comienza el combate entre Kanon y Dagr de Cástor, finalmente aparece Hermes ante los Santos en el Quinto Templo...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VII cap 5   Dom Sep 09, 2007 2:10 pm

VOL VII.- CAPITULO V : ¡ EL HOMBRE MAS FIEL A ZEUS !¡ LAERTES DE HERMES !


TEMPLO DEL DESTINO.

Seiya, Shiryu, Shun, Mu y Kiki han entrado al quinto templo del Olimpo.
Por dentro del recinto no hay señales de vida, el interior asemeja a una gran sala de torturas.
Sin embargo del Dios guardián no hay rastro...

QUINTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

El combate entre Kanon de Géminis y Dagr de Cástor, esta por comenzar...
-“Has sido muy osado al retarme a una pelea, a mí a uno de los gemelos Dioscuros. Entiendo que eras discípulo de mi hermano Vane, pero eso no impedirá que te acabé con todas mis fuerzas”. Dice Dagr.
-“Eso no pasará, ya que debo cumplir la promesa que le hice a Saga”. Responde Kanon.
El santo de Athena ataca a Dagr, quien elude sus golpes con rápidos movimientos. No obstante, Kanon insiste con su ken a la velocidad de la luz con los mismos resultados...
-“No insistas, comprende que no eres rival para un olimpiano. Tal vez tu hermano si, pero tu no”. Exclama Dagr.
Una vez más Kanon se enfrenta a la sombra de su hermano. Toda su vida a vivido escuchando decir a otros que Saga es el más fuerte de los dos. Sin embargo esta dispuesto a quitarse ese estigma para siempre...
-“Ya no perderé el tiempo contigo. Ahora desaparecerás... ¡“Prisión del Limbo Etéreo”!”. Exclama Dagr.
Kanon es succionado por el vórtice dimensional...

TEMPLO DEL DESTINO.

Los santos de Athena, liderados por Seiya no han podido encontrar al Dios guardián del templo.
-“Está vez no hay que fiarnos de las apariencias”. Aconseja Shiryu.
De repente se escucha una voz diciendo :-“Veo que eres un chico muy listo”.
-“¿Quien está ahí?”. Pregunta Seiya.
Todo el cuarto empieza a girar en torno de los santos, y lo que parecía que era un sitio de maldad dedicado a los tormentos y crueldad, se convierte en un museo donde sólo hay arte...
Algunas de las esculturas cobran vida y atacan a los santos. No obstante son detenidas con mucha facilidad por ellos.
En eso se empieza a escuchar una melodía...
Un halo de luz surge de un balcón del templo y por medio de él, aparece ante los santos un hombre.
-“¿Quién eres tú?”. Cuestiona Seiya al hombre.
-“Yo muchacho, soy el llamado mensajero de los Dioses, El Dios del Comercio y el Destino. Mi nombre es Laertes de Hermes”.
-“Así que tú eres el Dios guardián del templo, Laertes de Hermes”. Dice Shun.
Shiryu les recuerda en lo que quedaron antes de entrar al templo.
-“Esta bien Shiryu, te dejaremos para adelantarnos con Zeus”. Dice Seiya.
-“¿Que les hace pensar que los dejaré pasar?”. Exclama Laertes.
En eso Shiryu lo ataca tomándolo por sorpresa. El Dios esquiva fácilmente el ataque, pero es demasiado tarde, Seiya y los otros han atravesado el templo... Shiryu sólo sonríe al ver a sus compañeros salir del templo.
-“No pienses que por haber atravesado todos los templos llegarán con Zeus. Aún les queda pasar al guardián pretoriano que custodia la entrada al templo de Zeus”. Dice Laertes.
-“¿Qué dices?”. Cuestiona Shiryu.
-“Que tus amigos morirán a manos del más temible de los olimpianos. No hay forma de que lo derroten, pues es inmortal e invulnerable”. Responde Laertes.
Shiryu sin perder más tiempo se dirige a ayudar a sus amigos, pero, el Dios lo detiene diciendo: -“¡Espera! ¿Acaso no les dijiste a tus amigos que te ibas a quedar a pelear conmigo?”.
El santo del Dragón recuerda su promesa, y piensa que debe derrotar lo más pronto posible a Laertes para poder ir en auxilio de sus camaradas.

EL CENTRO DE LA TIERRA, BAJO EL VOLCAN ETNA.

La batalla entre Hyoga y Ferk de Hefesto prosigue...
El Dios se siente seguro de que ha sido el fin de Hyoga tras el último ataque que le propinó con su martillo.
-“Nadie puede haber sobrevivido a una ola tan grande de lava hirviendo, esta pelea ha acabado con mi victoria”. Dice Ferk.
De pronto el vórtice de lava empieza a congelarse... Y aparece Hyoga nuevamente, aunque ya muy débil por el esfuerzo.
-“Voy de sorpresa en sorpresa contigo Hyoga. Pudiste sobrevivir a un ataque de frente de Dolb, mi martillo sagrado, sin embargo debes estar moribundo”. Exclama Ferk.
Ante el asombro del Dios, un tambaleante santo del Cisne se incorpora de nuevo...
-“Estoy completamente seguro de que el siguiente ataque de mi martillo acabará de una vez por todas contigo”. Asegura el Dios.
Ferk hace girar su arma nuevamente y la arroja a Hyoga...
El santo de Athena se alista a contrarrestar el martillo sagrado con uno de sus kens, la “Ejecución Aurora”. Hyoga sabe que a menos que baje la temperatura tanto como cientos de ceros absolutos, no podrá detener el ataque. De pronto se le viene a la mente el recuerdo del entrenamiento en las cavernas donde los llevó Shion antes de llegar al Olimpo...
Y comprende lo que le dijo maestro Shion sobre el noveno sentido, el Kundalini. Cierra sus ojos y vuelve a revivir el momento en que estando en aquellas cavernas dio un vistazo al noveno sentido...
-“¿Que ocurre Hyoga? ¿No vas a tratar de detener mi ataque? Si no lo haces esta vez si será tu fin”. Dice Ferk.
Por fin el santo del Cisne siente como se van abriendo sus siete shakras, y alcanza el grado de Guerrero Kundalini... El martillo está por impactarlo cuando de repente, Hyoga libera el poder de la “Ejecución Aurora”... El arma sagrada de Ferk es congelada por el ken de Hyoga y cae al suelo haciéndose mil pedazos ante el asombro del Dios...

MIENTRAS TANTO, EN LA CIMA DEL OLIMPO...

Ares siente cada vez más cerca el cosmos de los santos de Athena. Piensa que no puede dejar que lleguen a Zeus.
Al ver el titubeo del señor de la Guerra, Poseidón concentra todo su poder y cosmos, y lo ataca tomándolo por sorpresa... Ares es golpeado, y arrojado contra una de las paredes del camino rocoso y ocurre un derrumbe, cayéndole pesados escombros encima. Poseidón aprovecha el momento y entra al templo Cronión...
Ares se libera rápidamente de su prisión de rocas, pero decide mejor ir a detener a los santos, ya que siente que Zeus no está solo en el templo para confrontar a Poseidón.
Además le interesa conocer a uno de los santos de Athena...
De esta manera se dirige al encuentro de los santos de Athena.


Fin del Volúmen VII..............................................


En la siguiente entrega:
En la sexta ciudadela, espera a los santos el guardia pretoriano del templo de Zeus...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VIII cap 1   Dom Sep 09, 2007 2:11 pm

VOL. VIII .- CAPITULO I : ¡ EL HEROE MAS GRANDE DE LA MITOLOGÍA !


EL CENTRO DE LA TIERRA, BAJO EL VOLCAN ETNA.

Ferk no da crédito a lo que ha pasado. Hyoga acaba de destruir a Dolb, el martillo sagrado...
-“Has llegado muy lejos Hyoga, a partir de este momento verás mi verdadero poder. Para empezar, aumentaré aún más la temperatura”. Dice Ferk.
El Dios empieza a elevar su cosmos y la temperatura del lugar empieza a subir rápidamente...
Hyoga comienza a sufrir los estragos de la batalla a tan altas temperaturas, y cae de rodillas al suelo. La vista le falla, siente como todo su cuerpo ya no le responde, el calor que hay ahí es indescriptible. De pronto cae casi desfallecido...
-“¿Qué ocurre Hyoga? ¿Ya no pelearás? Que lástima, empezaba a creer que serías capaz de derrotarme. Nunca había conocido a nadie como tú, es una pena pero esto se acaba ya... Toma el mejor de todos mis kens: ¡“Erupción de Volcán”!”. Exclama Ferk.
Hyoga alcanza a percibir el ken de Ferk y trata de detenerlo con la “Ejecución de Aurora”. Sin embargo es demasiado poderoso el ataque del Dios y Hyoga termina por recibirlo...
El santo del Cisne puede sentir como se quema por fuera y por dentro ante el calor intenso del ken de Ferk. Hyoga piensa que ha llegado su fin, jamás podrá vencer a alguien tan poderoso como el Dios del Fuego... De pronto la imagen de Camus aparece en la mente de Hyoga, y le dice:
-“Hyoga, ¿Es que acaso ya te diste por vencido? La pelea aún no termina, además le hiciste una promesa a tus amigos, les dijiste que derrotarías a Ferk y después los alcanzarías”.
-“Pero maestro, ya no puedo hacer nada, el calor me está matando y no me deja moverme con libertad ni pensar con claridad”. Contesta Hyoga.
-“¿Es que ya has olvidado todas las batallas que has pasado? ¿Recuerdas cuando peleamos en las doce casas? Ciertamente ya era más poderoso que tú, sin embargo hiciste arder tu cosmos y me superaste. Alcanzaste el séptimo sentido y pudiste liberar un aire frío superior al mío. Recuerda ese momento, todo terminará si te rindes ahora. Ponte de pie y muéstrame al alumno del cual estoy orgulloso y derrota a tu oponente”. Exclama Camus.
Hyoga comprende lo que su maestro trató de decirle, y se pone de pie una vez más...
-“¡Escucha Ferk! Este será mi último ataque, tal vez no te derrote pero moriré tranquilo sabiendo que hice mi mejor esfuerzo hasta el final. Por mi honor de santo, ¡Amigos, dejo a Athena en sus manos! Perdónenme si no los alcanzo... ”. Exclama Hyoga.
-“Veo que estás decidido a morir con honor, está bien te dejaré morir tal y como lo deseas. Mi ken te acabará contigo esta vez.”. Responde Ferk.
-“¡Incéndiate cosmos! Alcanza el noveno sentido, y ¡Permíteme liberar el máximo poder de Hyoga! Ganar o morir.... ¡¡¡“Tormenta de Auroras”!!!”. Grita Hyoga.
Finalmente, el santo del Cisne alcanza el grado de Guerrero Kundalini y desata su más poderoso ken...
Ferk tiembla al sentir el poder de Hyoga, y mira atónito como todo a su alrededor se congela...
-“A pesar de todos tus esfuerzos no podrás con mi ¡“Erupción de Volcán”!”. Exclama Ferk.
Los cosmos de ambos chocan...

TEMPLO CRONION.

Poseidón acaba de entrar y se encuentra cara a cara con Zeus y las Diosas que lo acompañan.
-“Emperador de los mares, que sorpresa que hayas llegado tan lejos”. Dice Zeus.
-“Mi señor Zeus, por favor ponga fin a todo esto”. Responde Poseidón.
-“¿Has venido a pedirme que perdone a los humanos? Sólo míralos, no hace mucho que les anuncié mi llegada y ¿Qué pasó? Sólo me ignoraron, y lo que es más ahora mismo se hallan destruyéndose los unos a los otros en guerras estúpidas. No tienen miedo a mi poder, por eso ahora se los mostraré... Mira bien”. Exclama Zeus.
El señor de los Dioses del Olimpo vuelve a hablar a la humanidad:
-“Está es última oportunidad, o se someten y empiezan a temerme, o verán cual es mi poder”.
Sin embargo, los habitantes de la Tierra no toman en serio las palabras de Zeus.
-“¡Blasfemos! Ahora verán de lo que yo Zeus, soy capaz de hacer”. Dice enfurecido Zeus.
El señor de los Dioses del Olimpo crea una centella y la arroja contra la Tierra...
En instantes, la centella llega a su destino... El país más poderoso sobre la Tierra, ya no existe más... En su lugar sólo queda un cráter que se puede ver desde el espacio...
Todo el planeta tiembla ante el impacto de la centella lanzada por Zeus.

LO QUE QUEDA DEL SANTUARIO, GRECIA.

Shaina, Marín y los demás santos de bronce que permanecen en el Santuario, a pesar de la distancia han podido observar el impacto...
-“¡Que poder! No puedo imaginarme que clase de batalla se está librando en el Olimpo contra Zeus”. Dice Shaina.
-“Tal vez nadie regrese con vida de allá”. Agrega Ban.
-“Desgraciadamente no podemos hacer nada nosotros, sólo nos queda esperar...”. Dice Marín.

SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Seiya, Shun, Mu y Kiki, quienes han podido pasar por los templos del Olimpo, han llegado a la última de las ciudadelas, donde se halla el templo de Zeus.
En el camino les sale alguien al paso...
-“¿Quién eres tú?”. Cuestiona Seiya.
-“Yo soy el olimpiano que se encarga de vigilar la ciudadela donde se halla el templo del Cielo, hogar de Zeus. Mi nombre es Aser de Aquiles”. Contesta.
-“¡Aquiles! ¡Este olimpiano representa al más grande héroe de la Mitología Griega!”. Exclama Mu con asombro.
-“Pues yo soy el Pegaso Seiya”. Responde el santo de Athena.
-“Con que tu eres el famoso Pegaso Seiya. Desde que escuché hablar sobre ti, mi deseo más grande ha sido el de medir mis fuerzas con las tuyas. Para demostrar quien es el guerrero más fuerte...”. Exclama Aser.


En la siguiente entrega:
Algo se trama en un lugar lejano, mientras tanto, los Santos Dorados se topan con Dagr de Cástor...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VIII cap 2   Dom Sep 09, 2007 2:12 pm

VOL VIII.- CAPITULO II : ¡ LA BÚSQUEDA EN EL TARTARO !


EL CENTRO DE LA TIERRA, BAJO DEL VOLCAN ETNA.

Tras el impacto de los kens de Ferk de Hefesto y Hyoga, parece que aún no hay vencedor...
En el sitio en el que se hallan pelando, la mitad es hielo y la otra mitad permanece al rojo vivo.
-“Hyoga, aún no puedo creer que hayas podido bajar tanto la temperatura. Pero la prueba más fehaciente de tu hazaña es que mi poderosa armadura tenkai-kamei está congelada... Y no sólo es eso, parece ser que el volcán Etna también está convertido en un gigantesco témpano de hielo. Te felicito, por que..... M...e ha.....s ven...ci....d.....o al ....fi....n”. Dice Ferk.
Tras acabar de hablar, el Dios cae al suelo.....
-“Acepto tus felicitaciones, pero... ”. Exclama Hyoga.
Después de eso, cae también......

EL HADES.

Más allá de los dominios de Hades, existe un sitio en el cual ni el mismo es capaz de dictar la sentencia de los que allí entran.... Este lugar es el Tártaro.
Es una especie de dimensión alterna donde reside el palacio del tormento, en este sitio se encuentran los seres mas malignos que hayan existido jamás, los Titanes, Tifón, Cronos, etc.
Hasta ese lugar se ha trasladado Hera, la reina todo poderosa de los Dioses. La acompaña Saris de Dioniso, el Dios del la vid y la agricultura...
-“Aún no entiendo cual es el propósito de venir hasta aquí mi señora”. Dice Saris.
-“¿Acaso tienes miedo mi fiel Saris? Sólo estaremos un momento, ya que deben de estarnos esperando”. Contesta Hera.
De pronto alguien aparece de entre las sombras...
-“¿Eres la que me ha mandado llamar?”. Exclama el recién llegado.
-“Sí, yo soy Adrianne de Hera, la reina del Olimpo. Es un placer verte poderoso Cronos”. Responde la Diosa.
-“¿La reina del Olimpo dices? Veo que sabes muy bien con quien estás tratando. En efecto, yo soy Cronos. El maldito de mi hijo Zeus me aprisionó en este lugar alejado de todo. Y sólo espero el momento de vengarme de él y de todos los Dioses del Olimpo, a excepción de ti si me ayudas, claro”. Exclama el Dios.
-“¿Ayudarte? Sí, por supuesto por eso estoy aquí. Yo también ya estoy cansada de que sea Zeus quien gobierne en el Olimpo”. Dice Hera.
-“¿Entonces me ayudaras a cumplir mi venganza y a salir de aquí?”. Pregunta Cronos.
-“Claro, pero sólo existe un pequeño problema... No puedo sacarte aún de aquí, eso sería muy peligroso para nuestros planes. Así que tendrás que confiar en mí... Lo primero que necesito de ti es tu anillo sagrado, el legendario cronión, con el cual podías controlar a los Titanes...”. Exclama Hera.
-“....¡¿Los Titanes?!”. Se sorprende Cronos...

QUINTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Dohko, Aicon, Milo y Tetis; han llegado ante Dagr de Cástor el guardia pretoriano de la quinta ciudadela.
-“Pero que tenemos aquí, son más basuras de Athena. No acabo de terminar con uno, cuando de la nada llegan otros”. Dice Dagr.
-“¿Qué dices? ¿A que te refieres?”. Pregunta Milo.
-“Hace un momento sentía el cosmos de Kanon, y ahora a ha desaparecido”. Dice Dohko.
-“Eso significa que tú...”. Exclama Milo.
-“Sí, yo me deshice de él. ¡Y ahora me desharé de ustedes!”. Responde el olimpiano.
-“Gad de Odiseo me dijo lo mismo y está muerto, ese el destino que te espera a ti también. Pues yo me encargaré de ti”. Dice Milo.
-“Así que puedes presumir de haber peleado con un olimpiano y seguir con vida. Pues esa pelea con Gad no será nada comparada con la que te espera al combatir conmigo”. Contesta Dagr.
Ambos combatientes se ponen en guardia... Pero, antes de que se enfrenten, alguien aparece en medio de los dos...
¡¡¡Es Kanon!!!
El olimpiano esta desconcertado, pues él envió a Kanon a la nada con su “Prisión de Limbo Etéreo”.
-“El es mío, Milo. Ustedes sigan adelante, yo me haré cargo”. Exclama Kanon.
-“¿Qué tu me vencerás? No digas tonterías muchacho, tu jamás podrás vencerme”. Dice Dagr.
Kanon les dice a sus compañeros que se vayan al siguiente templo...
Dohko y los otros le desean suerte.
-“Muy bien, lárguense que no quiero que nadie estorbe en mi pelea con este tonto”. Exclama el olimpiano.
Todos se encaminan al siguiente templo...
-“Bien ahora que se han ido mis amigos... ¡Es mi turno de enviarte a otra dimensión! Toma mi ¡“Triángulo Dorado”!”. Grita Kanon.
El olimpiano es atrapado por el vórtice dimensional del santo dorado de Géminis...

EL TÁRTARO, EN ALGUN LUGAR DEL HADES.

Hera, la reina de los Dioses, acompañada por Saris de Dioniso; se entrevistan con Cronos.
-“¿En serio estás pensando en liberar a los Titanes?”. Pregunta Cronos.
-“Si no me queda de otra, sí. Aunque confío en que podremos derrotar a Zeus sin necesidad de liberarlos. Yo sé lo peligroso que es que los Titanes sean liberados”. Responde Hera.
-“¿Entonces sólo quieres el anillo por si acaso?”. Exclama Cronos.
-“Así es. Y una vez que hay caído Zeus, vendré por ti a liberarte. Es un trato”. Dice Hera.
-“Esta bien. Es todo tuyo, pero no olvides tu promesa”. Contesta Cronos...
Hera suelta una carcajada al tener el preciado anillo en sus manos, ahora sí todo esta listo para derrocar a Zeus de su trono...


En la siguiente entrega:
Comienza la batalla entre Kanon y Dagr, por otro lado, Shiryu se enfrenta a Hermes....
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VIII cap 3   Dom Sep 09, 2007 2:13 pm

VOL VIII.- CAPITULO III : ¡ EL PODER COMBINADO DE LOS NUEVOS GEMELOS DIOSCUROS !


QUINTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

El olimpiano guardián de la quinta ciudadela, Dagr de Cástor; acaba de ser enviado a otra dimensión por el “Triángulo Dorado” de Kanon.
Sin embargo, Dagr regresa de la otra dimensión sin dificultades...
Kanon le dice que eso es lo menos que esperaba de él. El olimpiano se pregunta por que Kanon está tan confiado en la pelea.
-“No es por desilusionarte, pero con esa clase de ataques jamás me ganarás”. Dice Dagr.
El santo dorado de Géminis se encamina hacia él y lo ataca...

SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Seiya, Shun, Mu y Kiki se encuentran con otro olimpiano, se trata de Aser de Aquiles.
-“¿Entonces aceptarás mi reto, santo de Pegaso?”. Pregunta Aser.
-“Claro, Mu, Shun, Kiki; vayan adelante. Yo pelearé con él”. Exclama Seiya.
-“De acuerdo, Seiya. Te estaremos esperando en el templo de Zeus”. Responde Shun.
-“Muy bien Aser, deja ir a mis amigos para poder pelear tú y yo”. Dice Seiya.
-“Está bien”. Contesta el olimpiano....
Shun, Mu y Kiki se marchan...
-“¿Estás listo, Aser? ¡“Meteoro de Pegaso”!”. Exclama Seiya.
El olimpiano ni siquiera se inmuta ante los golpes de Seiya... Se mueve tan velozmente que en un abrir y cerrar de ojos ya se encuentra detrás del santo y lo golpea...
Seiya es vapuleado por todos los golpes de Aser, ni siquiera puede defenderse ante tal poder... Y por fin acaba azotado contra el suelo...
-“¿Y este es aquel que hirió de muerte a Hades? No lo creo, yo esperaba más de ti Seiya. Pero creo que exageraron al hablarme de tus hazañas. Yo, el más fuerte de todos los olimpianos jamás le temería a un cosmos tan bajo como el tuyo. Mi poder y cosmos están en otra categoría”. Exclama Aser.
Una vez más se lanza contra el santo, y de nuevo, Seiya es golpeado sin cesar por las ráfagas de energía del olimpiano...
Seiya se levanta una vez más y vuelve a disparar su ken contra Aser... Con el mismo resultado.
-“Con ese ken no podrías jamás tocarme siquiera”. Dice Aser.
-“No importa lo que pase te venceré, mis amigos me están esperando para derrotar a Zeus, y no puedo fallarles”. Responde Seiya.
-“¿Derrotar al señor Zeus? Ja,ja,ja,ja, eso es imposible. ¿Crees que pelear con Zeus será igual a Hades o Poseidón? No puedes derrotar a Zeus, el posee un poder insondable. Ni siquiera todos los olimpianos juntos le haríamos el menor daño. Mejor vete resignando a que tus amigos ya son hombres muertos al igual que tu”. Dice Aser.
Una vez más, Seiya se levanta...

TEMPLO DEL DESTINO.

Shiryu se ha quedado a pelear solo para dejar que sus compañeros siguieran adelante.
-“Te haré una pregunta, y espero que la respondas”. Dice Laertes.
-“¿Por qué peleas, Shiryu?”. Cuestiona el Dios.
-“¿Como?”. Se sorprende el santo.
-“Sí. ¿Por que intentas derrotar a Zeus? El sólo quiere renovar este universo y convertirlo en un paraíso utópico como en la mitología, deshaciéndose de todo el mal que habita en él. ¿Por qué peleas sabiendo que no tienes oportunidad de vencer?”. Dice Laertes.
-“¿¡Deshacerse del mal!? El mismo es el mal. Y el deber de Athena y de nosotros mismos es el de salvaguardar la paz en el universo ante amenazas malignas como Zeus”. Responde Shiryu.
-“Ya veo. ¿Es por Athena? Ella está de acuerdo con lo que Zeus quiere hacer”. Añade el Dios.
-“¿Qué dices? ¿Athena esta de acuerdo con Zeus? ¡No lo creo! Nuestro deber es protegerla, ya deja de estarme confundiendo y pelea”. Exclama Shiryu.
-“No tienes idea de lo que me estás pidiendo hacer. En fin, si eso es lo que quieres entonces te mostraré por que me conocen como el “Guía de los muertos””. Responde Laertes...
El santo de Athena ataca con su “Furia del Dragón de Rozan”, pero el Dios lo desvía sin ningún esfuerzo y lo refleja en su contra...
-“Ahora es mi turno de atacar... Mira bien esto, y vete a la Tierra de la muerte...”. Exclama amenazante, Laertes.
El Dios saca una especie de báculo...
-“Observa bien, esto es el Caduceo...”. Dice el Dios.
-“¿El Caduceo?”. Cuestiona Shiryu.
-“Así es. Al nombrarme mensajero de los Dioses me entregaron esta vara sagrada, con la cual puedo guiar a los mortales al otro mundo o al paraíso. Pero en tu caso Shiryu, has levantado tu puño en contra de los Dioses del Olimpo. Y no sólo eso tratas de acabar con el mismo Zeus, por lo tanto no mereces ir ni siquiera al mundo del Hades... Por tu pecado quedarás confinado en el sitio más terrible que puede existir: ¡¡¡El Tártaro!!!”. Exclama Laertes.
Enseguida, el Dios empieza a agitar el Caduceo... Shiryu es paralizado y cae en un profundo sueño...
Laertes le dice que ahora ya no pertenece al mundo de los vivos, acto seguido sumerge el brazo en el pecho de Shiryu y... ¡¡¡le arranca el alma!!!

QUINTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

La mortal batalla entre Kanon y Dagr, continúa...
-“Veo que ya no tienes poder para seguir combatiendo, que lástima. Tendré que deshacerme de ti, resulto lo que esperaba; no eres rival para mí... Así que muere con mi: ¡“Explosión de Supernova”!”. Exclama Dagr.
Una esfera gigantesca de energía aparece súbitamente... Kanon no puede esquivarla, esta demasiado exhausto por el combate, y la esfera lo alcanza...
Dagr está seguro de su victoria. Pero de pronto se da cuenta de que Kanon no fue alcanzado por su ken... Y para su sorpresa no esta solo... ¡Saga esta con él!


En la siguiente entrega:
Hermes lleva a Shiryu hasta el Tártaro, por otro lado, los Santos llegan hasta el templo de Zeus y se hallan cara a cara ante ¡¡Ares!!
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VIII cap 4   Dom Sep 09, 2007 2:14 pm

VOL VIII.- CAPITULO IV : ¡ EL RECORRIDO POR EL TÁRTARO !


TEMPLO CRONION.

Poseidón se encuentra tratando de convencer a Zeus de detener sus planes.
-“Mi señor Zeus, ¿Por que está haciendo todo esto? ¿Es que acaso odia tanto a la humanidad como para destruirla?”. Pregunta Poseidón.
-“¿Odiar a los humanos? Estas equivocado. Todo lo hago por el inmenso amor y respeto que siento por ellos, ya que necesitan de alguien que los gobierne de lo contrario se destruirán entre sí. Mi objetivo es destruir el universo entero y volver a reconstruirlo a semejanza de la era de la mitología, es decir una utopía; como cuando ellos nos temían a los Dioses tanto que no se atrevían a desobedecernos. Como puedes darte cuenta mis motivos son justificados, es decir será por su bien”. Responde Zeus.
-“Pero si destruye el universo, ¿Que pasará con el Olimpo? ¿O acaso también quiere eliminar a los Dioses?”. Exclama el señor de los Mares.
-“No te preocupes, ya convertí al Olimpo en un universo paralelo al conocido, por lo tanto nada que pase afuera de él, nos afectará. Es decir, aunque el universo desaparezca, nosotros estaremos a salvo mientras estemos en el Olimpo”. Contesta Zeus.
Poseidón ha comprendido que la única forma de detener a Zeus es peleando...

QUINTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Justo cuando Dagr de Cástor se disponía a terminar con Kanon, Saga apareció...
-“Aún no puedo creer que sigas vivo, veo que Vane fue muy blando contigo. ¿Pero a que has venido? Desperdiciarás tu vida si te enfrentas a mí”. Dice Dagr.
-“Saga... Estás vivo. ¿Pero como? Yo vi con mis propios ojos como fuiste succionado por el hoyo negro que se creo con el choque de las dos dimensiones”. Cuestiona Kanon.
-“Sí, así ocurrió... Mi maestro Vane y yo fuimos succionados por el hoyo negro. Sin embargo, en el último momento, el maestro Vane decidió salvarme. Aún no me explico por que lo hizo...”
-“Lo dicho, mi hermano fue muy blando contigo. Si yo hubiera sido tu instructor, no te habría tenido piedad”. Exclama Dagr.
-“Es fácil hablar, pero tendrás que demostrármelo”. Responde Saga.
-“Tú lo pediste “aprendiz”, ¡“Prisión del Limbo Etéreo”! ”. Grita el olimpiano.
Saga se planta bien, extiende sus manos y... ¡Detiene el ken de Dagr!
-“¿Y este es tu mejor ken? Mira bien esto... ¡“Otra Dimensión”!”. Exclama Saga.
La dimensión abierta por Saga empieza a engullir a Dagr, quien esta sorprendido por el poder del santo dorado... Pero, haciendo un esfuerzo supremo, el olimpiano logra escapar del ken de Saga.
-“Esto fue lo último que hiciste “aprendiz”, Muere con mi ¡“Explosión de Supernova”!”. Exclama Dagr.
Kanon sabe que su hermano no podrá contrarrestar ese ataque, por lo que saca fuerzas de flaqueza, para levantarse a ayudar a Saga...
Para sorpresa de ambos, Kanon se interpone entre el ken y Saga, ¡Deteniéndolo!
-“¡Kanon! Hazte a un lado, yo lo detendré tu estás muy débil”. Dice Saga.
-“¡No! Yo ya vi una vez este ataque, por lo tanto seré capaz de detenerlo. No te preocupes por mí, y sólo haz lo que yo te diga. Cuando te de la señal, libera tu “Explosión de Galaxias” contra el ken de Dagr”. Exclama Kanon.
El olimpiano no cree que Kanon logre repeler su ataque...
-“¡Ahora, Saga!”. Grita Kanon.
-“¡“Explosión de Galaxias”!”. Grita Saga.
El ken del santo dorado se introduce en la esfera de energía liberada por Dagr...
-“Ahora es mi turno, ¡“Explosión Galáctica”!”. Exclama Kanon.
La energía liberada por los dos kens de los santos dorados de Géminis, hace que la esfera sea reflejada en contra de Dagr...
El olimpiano no puede detenerla y es aplastado por la enorme esfera de energía...
Kanon y Saga caen al suelo rendidos por el esfuerzo. Pero, al fin han derrotado a Dagr de Cástor, el olimpiano guardián de la quinta ciudadela.

EL TÁRTARO.

Laertes de Hermes, ha traído el alma de Shiryu para dejarla en uno de los muchos sitios de tortura del palacio del tormento.
-“Despierta muchacho, Has llegado a tu destino final. Te conduciré por los diferentes castigos a los que se les ha condenado a aquellos que se atrevieron a oponerse a los Dioses, después elegirás uno”. Dice Laertes.
Shiryu le dice que no lo acompañará a ninguna parte, ya que ahí mismo acabará con él.
-“¿Has olvidado que yo mando en este lugar? Además estás bajo el poder del Caduceo, por lo tanto no eres más que un zombie al cual lo puedo manejar a mi antojo”. Responde el Dios.
-“¿Qué dices? No permitiré que me encierres aquí, mis amigos me necesitan... Toma mi ¡“Furia del Dragón de Rozan”!”. Exclama Shiryu.
-“Creo haberte dicho que aquí yo mando, por lo tanto tu ataque no me hace efecto”. Dice Laertes.
Y así ocurre, el ken de Shiryu desaparece justo enfrente del Dios...
-“Bien, ya perdimos mucho tiempo en esto, es hora de que entres...”. Dice el Dios.
Y así, ambos ingresan al palacio del tormento...

TEMPLO DEL DESTINO.

Dohko, Milo, Aicon y Tetis han ingresado al último de los templos.
-“No se percibe cosmos alguno, y parece que aquí no se libró ninguna batalla”. Comenta Tetis.
-“Es extraño, pero cuando entramos al templo de la Fragua y los Metales sucedió lo mismo. Cuando veníamos en camino, se sentían dos cosmos en el templo y sin embargo al entrar, no hallamos a nadie”. Añade Milo.
-“No podemos perder el tiempo deliberando que ocurrió. Así que sugiero seguir adelante”. Aconseja Aicon.
Todos están de acuerdo con él, pues saben que ya se encuentran muy cerca Zeus y Athena...

SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Seiya no puede defenderse de los ataques de su rival, Aser de Aquiles; el olimpiano guardián de la ciudadela.
-“De nada sirve que te incorpores una y otra vez, pues no podrás hacer nada en mi contra. ¡Ya resignate a la derrota!”. Exclama Aser.
El olimpiano se planta enfrente de Seiya y comienza nuevamente a golpearlo...

EL TÁRTARO.

Laertes de Hermes y Shiryu han entrado al Palacio de los Tormentos.
-“Pues bien, henos aquí. Este es el Palacio de los Tormentos, aquí es donde se encuentran recluidos todos los seres más malvados que han existido a través de la historia”. Explica Laertes.
-“¿A que me has traído a este lugar?”. Pregunta Shiryu.
-“¿Que no te lo había dicho antes? Te conduciré por los distintos sitios de este lugar, para que así elijas un castigo divino para que pagues tu osadía de levantar tu puño contra los Dioses”. Exclama el Dios.
De pronto un hombre se les une...
-“Señor Hermes. ¿Ha traído a un nuevo huésped?”. Dice el hombre.
-“Ah, gusto en verte de nuevo, mi fiel Virgilio”. Responde Laertes.
-“Mira muchacho, él será nuestro guía por este lugar”. Dice el Dios.
-“Empecemos entonces, mi señor”. Exclama Virgilio.
En ese momento los tres desaparecen...

TEMPLO DE ZEUS.

Shun, Mu y Kiki, quienes han travesado todos los templos del Olimpo han entrado al templo de Zeus.
-“Así que este es el lugar donde reside el señor de los Dioses del Olimpo”. Dice Shun.
De pronto escuchan una voz diciendo: -“Te equivocas Shun. El hogar de Zeus está más adelante, aquí no lo encontrarán”.
-“¿Quién eres?”. Pregunta Mu.
Se empiezan a escuchar pasos, y en ese instante aparece alguien...
-“Tú eres... ¡Ares!”. Exclama Mu.

EL PALACIO DEL TORMENTO.

Shiryu, Laertes de Hermes, y Virgilio quien es el guía del Palacio del Tormento, han empezado su recorrido...
-“Hemos llegado al primer punto de condena, ese hombre que ves ahí es Tántalo”. Dice Virgilio.
-“¿Tántalo?”. Pregunta Shiryu.
-“Sí, él tuvo el privilegio de comer en la misma mesa de los Dioses. Sin embargo, era muy presuntuoso y trato de engañar a los Dioses. Pues mató a su único hijo, Pélope; a quien lo coció en el caldero y lo sirvió en el banquete. No obstante, los Dioses se dieron cuenta de lo que había hecho. Por lo que le devolvieron su vida a Pélope, y a Tántalo lo condenaron a prisión en el Tártaro colgándolo de un árbol donde sufriría de sed y hambre inagotables. Bajo el árbol hay un estanque, pero como puedes ver cada que intenta beber agua, el estanque se seca. Y el árbol está lleno de frutos, pero cuando el trata de agarrar alguno, estos desaparecen”. Explica Virgilio.
-“Sigamos adelante”. Ordena Laertes.
-“Ante ti tienes ahora a Sísifo. El vio como el poderoso Zeus raptaba a la bella Egina, y tuvo el atrevimiento de contárselo a su padre Eolo, rey de Tesalia. Como castigo, Zeus lo confinó al Tártaro donde está eternamente obligado a llevar a la cima de una colina una roca, que al tocar la cima volvía a caer haciendo imposible realizarlo”. Explica Virgilio.
-“Prosigamos al siguiente punto”. Dice Laertes.
-“Ahora estamos ante Ixión. El fue el primer hombre que asesinó a un miembro de su familia. Mató a su suegro para evitar entregarle los regalos de boda prometidos. Después de obtener el perdón de Zeus, el infame Ixión trató de seducir a Hera, la reina de los Dioses. Para frustrar el intento de Ixión, Zeus creo una nube semejante a su mujer. Engañado, hizo el amor con la nube engendrando a los monstruosos Centauros. Como castigo por sus actos, fue condenado al Tártaro; donde se le encadenó a esa rueda que ven, y que girará eternamente sin parar”. Comenta Virgilio.
-“A partir de aquí se encuentran los seres más poderosos y malvados del universo, el primero es Tifón, quien al ser derrotado por Zeus fue encerrado en una prisión construida por el Dios Hefesto”. Dice el guía. -“Hemos llegado al punto más importante de nuestro recorrido, en aquella prisión que se ve a lo lejos rodeada por un inmenso abismo, está encerrado Cronos y los Titanes; Cronos, quien es el antiguo rey de los Dioses del Olimpo, y su hermana la reina Rea llegaron a ser padres de seis de los 12 Dioses y Diosas conocidos como los Olímpicos. A Cronos se le había profetizado que sería derrocado por uno de sus hijos, y se comió a los cinco primeros al poco tiempo de nacer. Rea, sin embargo ocultó a su sexto hijo, Zeus; y ofreció a su hermano y esposo una piedra envuelta en pañales. Zeus se crió en Creta y cuando creció, forzó a Cronos con la ayuda de Gea a devolver junto con la piedra a los otros cinco niños. Esta después fue trasladada a Delfos. Zeus y sus cinco hermanos y hermanas libraron la guerra contra Cronos y los demás Titanes ayudado por los Hecatonquiros y los Cíclopes, a quienes liberó de la prisión donde los había confinado su padre. De esta forma, Cronos y los Titanes fueron encerrados en el Tártaro”. Cuenta Virgilio.


En la Siguiente Entrega:
Se revela la verdadera identidad de la misteriosa mujer que revivió a los Dioses Guerreros de Asgard...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VIII cap 5   Dom Sep 09, 2007 2:14 pm

VOL VIII.- CAPITULO V : ¡ EL REGRESO DEL SEÑOR DEL MAS ALLA !


QUINTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Saga y Kanon se recuperan después de su terrible batalla contra Dagr de Cástor.
-“Es hora de continuar”. Dice Saga.
-“Sí, aunque hayamos derrotado a este olimpiano, aún no es el final del combate. Debemos detener a Zeus y rescatar a Athena”. Añade Kanon.
-“Bien, hermano... ¡Sigamos adelante!”. Exclama Saga...

SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Aser de Aquiles se encuentra peleando con un Seiya que no puede contestar ante los ataques de su oponente.
-“¿Sabes algo Seiya? Al combatir contigo me doy cuenta de que todo lo que escuché sobre ti no eran más que mentiras, pues ni siquiera me puedes dar pelea. ¡Estoy desilusionado! Y por lo tanto, no tiene sentido continuar esta absurda pelea... Adiós Seiya, ¡“Puño Destructor de Estrellas”!”. Exclama el olimpiano.
Seiya está a punto de ser alcanzado, cuando de pronto... ¡Desaparece ante la mirada atónita de Aser!
-“El ya no esta solo”. Se escucha una voz.
El olimpiano voltea y se percata de que han llegado más rivales, se trata del grupo de Dohko, Milo, Aicon y Tetis.
-“Ma..maestro Dohko, Milo; no se preocupen por mí y sigan adelante. Yo me haré cargo de él”. Dice Seiya.
-“¿Estás seguro, Seiya?”. Pregunta Milo.
De pronto el santo de Bronce se da cuenta de la presencia de Aicon y Tetis.
-“¡Tú! ¿Qué haces aquí?”. Cuestiona Seiya.
-“Tranquilo, ellos están de nuestro lado. A ella ya la conoces y él es...”. Dice Milo.
-“Yo soy, Aicon de la Corona Boreal. Uno de los Santos de la corona que sirve a Apolo”. Contesta el coronis.
-“¿Ya se olvidaron de mí? ¿Quién será el que ocupe el lugar de Seiya?”. Exclama Aser.
-“No será nadie, pues yo te derrotaré”. Responde el santo de bronce.
-“Si vamos a continuar peleando, les sugiero no estorbar y mejor largarse de aquí”. Aconseja el olimpiano.
-“Bien, Seiya lo dejamos en tus manos. ¡Suerte!”. Dice Dohko.
Después de esto, los cuatro siguen su camino hacia el templo de Zeus...

LA PARTE OESTE DEL OLIMPO.

Los Dioses Guerreros de Asgard, quienes fueron revividos se encuentran a punto de entrar a la parte este del Olimpo donde se encuentra Zeus.
Han atravesado uno a uno los 6 templos de la parte oeste, el de la Primavera; el del Sol; el del Fuego Fatuo; el del Placer y la Fiesta; y el de la Luna. Ahora están ante las puertas del último templo de la parte oeste, el de Hera, la reina de los Dioses.
Sin embargo antes de entrar, alguien conocido por ellos aparece en forma de visión... ¡Se trata de la misma mujer que los resucitó!
-“No importa que pase, no entren a este templo, mejor síganme y yo les mostraré el camino a el lado este. Ahí se les necesita con urgencia”. Dice la mujer.
Los Dioses Guerreros la obedecen...

EL TÁRTARO.

El recorrido por el Palacio del Tormento ha concluido. Ahora, Laertes de Hermes preguntará a Shiryu que castigo ha elegido.
-“Es hora muchacho. ¿Qué castigo divino eliges?”. Pregunta el Dios a Shiryu.
-“La respuesta es... ¡Ninguno!”. Responde el santo del Dragón.
-“Ya veo, entonces elegiré por ti. Por tu ofensa de sublevarte contra Zeus, quedarás confinado en el Tártaro en una prisión de donde no podrás salir en toda la eternidad”. Exclama Laertes.
-“¿Por que no me das la oportunidad de enfrentarme a ti? Y así demostrarte que puedo derrotarte”. Pregunta Shiryu.
-“¿Pelear conmigo por tu vida? Suena interesante pero hagámoslo más interesante... Veamos que es lo que más aprecias, o debería decir a quien más aprecias en el mundo”. Dice el Dios.
Shiryu trata de poner su mente en blanco para que el Dios no pueda leer sus pensamientos, pero es demasiado tarde, Laertes ha descubierto a... ¡Shunrei!

LOS CAMPOS ELISEOS.

Hades se encuentra restableciéndose después de su batalla contra Athena y sus santos.
Ha estado ahí desde hace mucho tiempo...
La misma mujer que revivió a los Dioses Guerreros de Asgard, está a su lado.
-“Mi señor, pronto despertarás y empezará la batalla final”. Dice la mujer.
-“Atropo, ¿Como les fue a Hypnos y Thánatos el Olimpo?”. Pregunta.
-“Mi señora, aún no establecen contacto con nosotros”. Responde la parca.
-“Ya veo, entonces no queda más que esperar. Aunque se que ellos no podrán derrotar a Zeus, harán el tiempo que necesitamos para que Hades se recupere. Aún recuerdo aquél día...”. Dice la mujer.

ALGUNOS AÑOS ATRÁS.

La batalla contra Hades estaba en su punto culminante, Hades ha matado a Seiya y Athena y los demás santos están furiosos...
Todos concentran su cosmos en el báculo de Athena, y ella lo arroja contra Hades...
Mientras tanto, en la Tierra yo sentía como algo despertaba en mí...
Mi primer impulso fue el de salvar a todos, pues yo sabía que nadie tenía la culpa, al menos no ellos. Sin embargo, en ese momento sólo pude salvar a los santos de Athena que peleaban con Hades. Con el paso del tiempo fui reuniendo fuerzas, y por fin traje de nuevo al señor Hades a la vida, reconstruí el otro mundo, incluyendo los Campos Elíseos. Empecé a investigar sobre lo que originó todas las guerras santas que habían ocurrido hasta entonces, y descubrí que todas estaban conectadas entre sí...
Decidí que me prepararía para vengarme de los responsables, traje de nuevo a los Espectros y a los Heraldos de Hades. Un tiempo después me enteré de la conspiración de algunos Dioses del Olimpo de tratar de despertar a Zeus de su sueño eterno, para después...

EL PRESENTE, LOS CAMPOS ELISEOS.

-“No tiene caso decirlo, ya saben la historia; mis leales parcas. Y ahora todo está listo para enfrentar la batalla final, la última de las guerras sagradas. Sabía que necesitaría toda la ayuda posible, así que traje de nuevo al mundo de los vivos a Athena y a todos sus santos. Al igual que a los Dioses Guerreros de Asgard, quienes serán de mucha ayuda. Además están Poseidón y Apolo; quienes emprendieron la lucha por su cuenta. No obstante todos vamos por el mismo objetivo, ¡Destruir a los responsables de todo esto!”. Concluye.
Aún no terminaba de hablar, cuando súbitamente, Hades abre los ojos...
Todos se sorprenden.
-“¿Quién eres tú y por que estás aquí?”. Pregunta Hades.
-“Mi señor has vuelto. Yo soy tu reina, y tu más fiel servidora. Soy... ¡Perséfone!”. Contesta...


En la siguiente entrega:
Finalmente Shiryu y Hermes comienzan su pelea en el Tártaro...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol VIII cap 6   Dom Sep 09, 2007 2:15 pm

VOL VIII.- CAPITULO VI : ¡ EL SER MAS VELOZ DEL UNIVERSO !


TEMPLO CRONION.

Poseidón al ver que no puede convencer a Zeus de detener todo, ha decidido pelear.
-“Ya que no puedo hacerte cambiar de opinión mi señor, he decidido derrotarte con todo mi poder. Lo siento pero no me dejas otra opción”. Dice Poseidón.
-“Será como tu quieras”. Responde Zeus.
-“Un momento señor, sí él quiere dañarlo tendrá que pasar por encima de nosotras”. Dice Dhyra de Hestia.
-“Así es, la Diosa Hera nos envió a protegerlo y no podemos desobedecerla”. Añade Kara de Artemisa.
El emperador de los Mares sabe que no puede contra tres Diosas a la vez, no obstante peleará de todas maneras...

LOS CAMPOS ELISEOS.

Hades ha despertado por fin. La mujer le ha revelado su identidad... ¡Ella es Perséfone!
-“¡¿Perséfone?!”. Pregunta Hades.
-“Si mi señor, te he traído de nuevo al mundo de los vivos”. Responde la reina del Más Allá.
-“Sólo recuerdo la batalla contra Athena y sus santos, después nada”. Dice Hades.
-“Hay mucho que debes saber, y que yo te contaré... Por el momento debes guardar reposo, la batalla final esta muy cerca”. Responde Perséfone.
El señor del Más Allá se queda pensando en que le quiso decir ella con lo de la batalla final...

EL TÁRTARO.

Shiryu ha pedido una última oportunidad a Laertes de Hermes para salvar su alma.
-“Bien, acepto tu reto pero no sólo tu alma estará en juego. Sino que también la de esa jovencita, Shunrei”. Dice el Dios.
-“¿¡Shunrei!? ¡No! Nunca pondré en riesgo la vida de ella, será sólo mi vida la que este en juego”. Responde Shiryu.
-“Cuanto lo siento, pero si ella no entra en este juego, no te daré la oportunidad. Además piensa en tus amigos que están en el Olimpo, ¿No crees que ellos te necesiten? Piénsalo”. Exclama Laertes.
El santo del Dragón lo piensa un momento y responde: -“Esta bien, acepto”.
Shiryu se jura a sí mismo que no perderá, ya que esta vez no sólo su vida esta en riesgo, sino también la de la persona más importante en su vida: Shunrei...

EN ALGUN LUGAR DEL TEMPLO DE ZEUS.

Continúa el combate entre los Dioses del Sol; Helios y Apolo.
Tras liberar ambos sus kens se ha vuelto una lucha de fuerzas, y de repeler uno y otro el ken.
-“Me desilusionas Apolo, no puedo creer que en la época mitológica hayan comparado tu poder con le de Zeus”. Exclama Helios.
-“Si sigues haciéndome enfurecer verás que no era mentira”. Responde Apolo.
-“¿En verdad? ¿Entonces por que un santo de Athena fue capaz de vencerte?”. Pregunta Helios.
-“Si te enfrentarás a él, sabrías que no es un mortal cualquiera. El es una de las razones por las que estoy aquí”. Contesta Apolo.
De pronto ambos cesan su ken.
-“Ya he perdido mucho tiempo contigo, lo siento pero Poseidón me debe estar necesitando así que adiós: ¡“Esfera de la Corona del Sol”!”. Exclama Apolo.
-“No me derrotarás, ¡“Fulgor Solar”!”. Contraataca Helios.
Los ataques de ambos colisionan...
-“Lo ves Apolo, ¡Nunca podrás vencerme con ese nivel de poder!”. Exclama Helios.
Súbitamente el cosmos de Apolo se incrementa... En instantes, Helios es consumido por el ken de Apolo y es reducido a cenizas...
-“Debo darme prisa, parece que estoy recuperando mi poder. Eso significa que mi armadura está cerca, lo estás haciendo bien Aicon. Pero no puedo quedarme a esperarte, debo ir a ayudar a Poseidón”. Dice Apolo.

EL TÁRTARO.

La pelea entre Shiryu y Laertes de Hermes esta por iniciar.
-“Muy bien muchacho, tienes tu oportunidad. ¡Aprovéchala!”. Dice el Dios.
El santo del Dragón lanza un ken en contra del Dios, pero éste lo esquiva con facilidad.
-“Tonto mortal, nunca me alcanzarás. ¿Olvidas quien soy? Soy Laertes de Hermes, el mensajero de los Dioses y señor del Destino, además mi velocidad no puede ser superada por nadie, ni siquiera el gran Zeus alcanza mi velocidad. Puedo moverme a la velocidad más avanzada; el parsec. Así que como ves, te será imposible siquiera verme cuando me mueva”. Exclama Laertes.
-“¡Eso es imposible! ¡No puedes ser más veloz que la luz!”. Exclama sorprendido Shiryu.
-“¿La luz? Claro que supero la velocidad de la luz, y por mucho. Así que ahora que lo sabes, sólo te resta darte por vencido. Esta batalla es imposible de ganar para ti”. Dice el Dios.
-“No puedo darme por vencido, ¿Acaso olvidas que no solo mi vida esta en juego? También Shunrei depende de mi victoria, así que... ¡No importa como, pero te venceré!”. Responde el santo del Dragón.
El Dios reta a Shiryu a lograr tocarlo...
El santo de Athena se lanza contra él, liberando ken tras ken, no obstante, no logra siquiera alcanzarlo...
-“¿Lo ves muchacho? Jamás serás lo suficientemente veloz para alcanzarme. Te confieso que nunca nadie ha conseguido superar mi velocidad, por lo tanto no conozco el significado de la palabra “dolor”; ya que nunca han conseguido herirme en ningún combate”. Dice soberbiamente el Dios.
Acto seguido, desaparece ante los ojos de Shiryu y lo golpea sin que se percate... El santo del Dragón no puede reaccionar ante la velocidad de su rival. Una y otra vez es golpeado por Laertes.
-“Como lo esperaba, no puedes vencerme. Será mejor que acabemos con esto de una vez por todas... ”. Dice Laertes.
Shiryu se pregunta si podrá derrotar al Dios. De pronto recuerda algo que su maestro, Dohko le dijo hace mucho tiempo sobre el propósito original de la pelea...
-“Shiryu, nadie puede ganar una pelea si no tiene una razón para ganarla, piénsalo”. Aconseja Dohko.
El santo de Athena empieza a comprender lo que su antiguo maestro le trató de decir. A lo que se refería Dohko era a tener un propósito para pelear, en este caso esa razón es que la vida de Shunrei esta en riesgo. Shiryu se percata de que no podrá hacer arder toda su cosmoenergía si no se compromete completamente de corazón por el combate...
-“Estoy sorprendido, a pesar de haberte golpeado yo, un Dios; tu armadura está intacta y lo que es más, aún tienes fuerzas para seguir peleando aunque sabes bien que todo esta perdido. Mereces morir con honor”. Dice Laertes.
De pronto, Shiryu hace algo desconcertante... ¡Se despoja de su armadura!
-“¿Qué has hecho? Has abandonado la única esperanza que te quedaba. Con la armadura podías resistir mis golpes, pero ahora que te la has quitado...”. Dice el Dios.
-“Te dije que te venceré, pero para lograrlo tengo que encender mi cosmos al extremo. Y con mi armadura puesta, nunca lo lograría. Ahora que me despojado de ella moriré sino te venzo”. Responde Shiryu.
-“Ya veo, entonces acabaré contigo como te prometí... Esto acabará contigo: ¡“Conflicto de Asuras y Devas”!”. Exclama el Dios.
Shiryu es amordazado por una cuerda de cuyo extremo tiran unos espíritus y del otro unos demonios...
-“Este es el final muchacho. Los Asuras y los Devas según la mitología, son espíritus del bien y mal que luchan tirando de una cuerda por la eternidad; así que como ves, no importa quienes ganen, serás triturado por ellos. ¡Tú morirás sin falta!”. Explica Laertes.
-“No puedo morir, Shunrei me necesita. ¡¡¡Shunrei!!!”. Grita Shiryu.
Laertes se pregunta como es que Shiryu sigue luchando a pesar de que esta perdido. De pronto, el cosmos del santo del Dragón empieza a elevarse...
-“¡Que es eso! ¡¿Un Dragón ha aparecido en la espalda de Shiryu?!”. Se sorprende el Dios.
-“Cuando el Dragón aparece en mi espalda significa que mi cosmos se ha elevado hasta el máximo, con este poder puedo derrotar a cualquier enemigo no importa lo fuerte que sea... ¡Lo venceré! Ahora despierta arma sagrada: ¡¡¡“Excalibur”!!!”. Grita Shiryu.
Ante el asombro de Laertes, Shiryu corta la cuerda y se libera...
-“Entonces esto es lo que llamaría tu última oportunidad. Sin embargo, a pesar de liberarte no ha acabado todo; aún tienes que vencer a los Asuras y Devas”. Dice Laertes.
-“Esta bien. Ahora mismo los derrotaré: ¡¡¡“La Furia de los 100 Dragones de Rozan”!!!”. Exclama Shiryu.
Todos los espíritus son destruidos por el ataque de Shiryu ante la mirada atónita de Laertes...


Fin del Volúmen VIII......................................


Siguiente volumen:
El combate entre Shiryu y Laertes en el Tártaro, Ares y los Santos Dorados se encuentran.... y por fin se devela la verdadera identidad de Ares!!!




RECUERDEN QUE ESTE FANFIC, ESTA HECHO POR FANS PARA FANS
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol IX cap 1   Dom Sep 09, 2007 2:16 pm

VOL. IX .- CAPITULO I : ¡ REFUERZOS DEL POLO NORTE !


TEMPLO DE ZEUS.

Ante Shun, Mu y Kiki ha aparecido Ares, el Dios de la Guerra.
-“¿El es Ares?”. Pregunta Kiki.
-“Sí, él fue quien junto con 4 olimpianos atacó el Santuario destruyéndolo”. Agrega Mu.
-“Además por su culpa murieron muchos santos de Athena. Incluyendo a Aldebarán de Tauro; Aioros de Sagitario; Shura de Capricornio y Máscara de Muerte de Cáncer. Sin contar a los guerreros de la Corona”. Añade Shun.
-“Les faltó mencionar que me deshice también de todos los 108 Espectros de Hades”. Dice sarcásticamente Ares.
-“¿Qué? Entonces fue por eso que desaparecieron súbitamente todos los cosmos de los Espectros. ¡Tú los eliminaste!”. Dice Mu.
-“Así es, y... ¿Qué piensan hacer al respecto?”. Pregunta Ares.
-“Te destruiremos”. Responden los santos de Athena.
-“¿En serio?”. Cuestiona burlonamente el Dios.

SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Prosigue el combate entre Seiya y el último de los olimpianos, Aser de Aquiles.
-“Debiste dejar que tus amigos se quedarán a ayudarte”. Dice Aser.
Seiya le responde que no importa que nadie lo ayude, él vencerá al final.
-“¡Vamos! Demuéstrame el poder que se ganó mi admiración. El poder con el que eres capaz de superar a un Dios”. Exclama el olimpiano.
-“Si tanto insistes, ¡Te lo mostraré! ¡“Puño de la Estrella de Pegaso”!”. Grita Seiya.
No obstante, el olimpiano esquiva todos los golpes del ken con una sola mano...
-“¿Pudiste evadir todos mis golpes?”. Se asombra Seiya.
-“Un ken tan débil como ese no podría dañar ni siquiera la primera capa mi piel, es inútil tu esfuerzo”. Dice Aser.
-“Si no lo hubieras esquivado, te habría derrotado. De eso estoy seguro”. Responde Seiya.
-“Sería una vergüenza no poder soportar un ken de ese nivel para un olimpiano. Está bien, esta vez recibiré tu ataque directamente y no moveré ni un solo dedo para evadirlo”. Exclama desafiante Aser.
-“Esta vez no lo resistirás, ¡“Puño de la Estrella de Pegaso”!”. Grita Seiya.
En esta ocasión el ken de Seiya golpea de lleno al olimpiano enviándolo a volar lejos... Sin embargo, no ha sufrido daño alguno tras recibir el impacto...
-“Lo ves, te lo dije. No representas amenaza alguna contra mi. Será mejor terminar con este juego sin sentido... Esta vez nadie te salvará de mi ken...”. Dice Aser.
En ese instante aparecen dos ráfagas de energía que atacan al olimpiano. Sin embargo es capaz de detenerlas...
-“¿Quién me atacó? Muestren sus caras cobardes”. Ordena el olimpiano.
Seiya se sorprende de quien se trata... ¡Son los Dioses Guerreros de Asgard!

EL TÁRTARO.

Aún no sale de su asombro Laertes de Hermes al ver a Shiryu escapar de los Devas y Asuras.
-“Felicidades muchacho, pero esto no es el fin de la pelea. Me has sorprendido gratamente, así que tendré que usar el Caduceo para acabar contigo. No esperaba usarlo aquí, pero ese es el camino más rápido para terminar contigo. ¿Puedes imaginarte que use el Caduceo en este lugar? Tu alma se consumirá en el fuego eterno y será partida en pedazos y esparcida por todo el Tártaro, ¡Jamás volverás a renacer en el mundo de los vivos!”. Exclama el Dios.
Laertes levanta su báculo sagrado y empieza a agitarlo... Shiryu es paralizado nuevamente, y cae en un profundo sueño, el Dios se dispone a introducir su brazo en el pecho de Shiryu, pero, súbitamente el santo del Dragón se empieza a mover y le detiene el brazo...
-“¿Te has movido? ¿Pero como?”. Se sorprende Laertes.
-“Cuando un santo de Athena ve un ken no funciona en su contra en segundas ocasiones. Y yo ya he visto este ken dos veces, por lo tanto ya no puedes hacerme nada con el”. Explica Shiryu.
El Dios no entiende porque Shiryu no es afectado por el poder del Caduceo...
-“Y ahora prepárate, que recibirás esto: ¡“La Furia de los 100 Dragones de Rozan”!”. Grita Shiryu.
Laertes es sorprendido por el ken, no obstante logra detenerlo con sus manos...
Aún así ha comprendido que para derrotar a Shiryu necesita pelear en serio. Por lo que ha decidido usar su más terrible arma: ¡¡¡La Flauta de Trimegisto!!!

SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Los Dioses Guerreros han llegado a ayudar a Seiya en su pelea contra Aser de Aquiles.
-“¿Los Dioses Guerreros de Asgard? Jamás me imaginé que me los encontraría algún día. Sin embargo, estoy feliz ya que podré derrotar a dos grandes guerreros al mismo tiempo; Seiya y Siegfried. Los demás no valen la pena, pueden irse si quieren”. Exclama el olimpiano.
-“¿Qué los demás no valemos la pena? Te demostraremos lo “débiles ” que somos”. Dice Shid.
-“Esta bien, les daré la oportunidad de demostrarlo. Aprovéchenla”. Responde Laertes.
-“Yo voy primero, ¡“Ken de Pentagrama”!”. Exclama Mime.
El olimpiano empieza a esquivar la red de rayos que emanan de la mano de Mime, no obstante, el Dios Guerrero le dice que entre más trate de esquivar el ken este toma más y más velocidad. Aser no le da importancia a las palabras de Mime y continúa esquivando el ken. A pesar de que este esta aumentando de velocidad cada vez más... Finalmente el olimpiano se planta frente a Mime y lo golpea...
Todos se sorprenden de que haya podido evadir el ken de Mime.
-“Esta vez yo lo atacaré”. Dice Thor.
-“Ten cuidado Thor, este hombre no es ordinario”. Aconseja Siegfried.
-“Sentirás el poder de mi martillo mágico, Mjolnir”. Exclama Thor.
El gigante lanza su martillo contra Aser, quien lo evade fácilmente...
-“¿Eso es todo?”. Pregunta Aser.
-“Aún no has visto nada, este es el ken más grande de Thor; ¡“Hércules Titánico”!”. Grita el Dios Guerrero.
Pero... Aser detiene el gigantesco puño de Thor con su mano, aprieta al puño del gigante hasta hacerlo arrodillarse del dolor... Justo en ese momento intervienen Fenrir y Hagen, quienes atacan al olimpiano. Aser elude los kens de ambos y contraataca golpeando a los dos...
-“Y bien, ¿Quién es el siguiente?”. Cuestiona el olimpiano.
-“Se acabó tu suerte. Yo tengo algo de lo que no podrás escapar”. Dice Alberich.
El Dios Guerrero se lanza a atacar a Aser con su espada de fuego. Sin embargo, no es capaz de herirlo con su arma.
-“¿Esto es todo lo que tienes?”. Se burla Aser.
-“Aún no has visto nada... ¡“La Coraza Amatista”!”. Exclama Alberich.
El olimpiano es sorprendido por Alberich y es atrapado por la amatista...
-“Lo ven, no sólo con fuerza y poder se ganan las batallas. También se necesita inteligencia”. Dice Alberich.
-“¿Te encuentras bien, Pegaso?”. Pregunta Siegfried.
-“S...í, eso creo, ¿Dónde esta Aser? ¿Qué pasó con él?”. Cuestiona Seiya.
-“Alberich lo encerró en la amatista. No te preocupes, nadie puede escapar de ahí”. Responde Siegfried.
-“A menos que me derroten”. Añade Alberich.
De pronto... ¡Aser destruye la amatista!


En la siguiente entrega:
El combate de Shiryu y Hermes prosigue, por otro lado Poseidón se ve las caras con las Diosas enviadas por Hera...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol IX cap 2   Dom Sep 09, 2007 2:17 pm

VOL IX.- CAPITULO II : ¡ LAS LAGRIMAS DEL DRAGON !


EL TÁRTARO.

Cada vez más, Laertes se sorprende con Shiryu. Por lo que ha decidido usar su arma más terrible: ¡La Flauta de Trimegisto!
-“A partir de ahora, verás mi verdadero poder. Se acabó tu oportunidad”. Dice Laertes.
-“Ya te dije que no seré derrotado, no te entregaré la vida de Shunrei”. Responde Shiryu.
-“¿No entiendes verdad? Esta es la flauta de Trimegisto, nadie sobrevive al escuchar sus notas musicales. Con cada nota se pierde un sentido, no importa quien seas; morirás sin remedio. Pero eso no es todo, con las notas sostenidas puedo manipularte como yo quiera”. Explica el Dios.
-“Antes de dejarte hacer eso, te derrotaré con mi ken: ¡“La Furia de los 100 Dragones de Rozan”!”. Exclama Shiryu.
El Dios detiene con una sola mano el ken de Shiryu... Y le dice: -“Ya no podrás hacer nada después de esto, ahora empezaré...”.
Laertes toca la nota “Do”... Inmediatamente después los ojos de Shiryu se nublan...
Prosigue con la nota “Re”, y el santo de Athena pierde el olfato.
El Dios toca ahora la nota “Mi”; Shiryu queda inmóvil, ha perdido el tacto...
-“Aún puedes suplicar por la vida de la chica, todavía no te quito el sentido del gusto”. Dice Laertes.
-“Jamás voy a suplicarte, te dije que te derrotaría y lo haré”. Contesta Shiryu.
El Dios toca la nota “Fa” y el santo del Dragón pierde el sentido del gusto.
Después sigue con la nota “Sol” con la cual le quita el último de sus cinco sentidos; el oído...
-“Ahora que eres sólo un cadáver viviente, puedo decir que he ganado. Y por supuesto tomaré mi premio”. Dice Laertes.
En sus adentros, Shiryu grita con todas sus fuerzas: -“¡¡¡Shunreiiiiiiiiiiiiiii!!!”.

LOS CINCO PICOS DE ROZAN.

Shunrei siente como Shiryu se encuentra sufriendo.
De pronto, Laertes aparece ante ella...

TEMPLO CRONION.

Poseidón se encuentra solo para pelear con Zeus y con las tres Diosas que lo acompañan.
-“¿Qué sucede Emperador de los Mares? ¿Por qué no atacas? Creí que ibas a pelear con las tres al mismo tiempo”. Dice Dhyra de Hestia.
-“Tranquila, Dhyra. El sabe muy bien que no puede con las tres a la vez, esta claro que esta resignado a morir. Sólo esta esperando a que lo matemos”. Agrega Evanis de Démeter.
-“Entonces yo seré su asistente de suicidio. Adiós Poseidón, ¡“Estrella de Fuego”!”. Exclama Dhyra.
Inexplicablemente, el ken de Dhyra es desviado justo enfrente de Poseidón...
La Diosa del Fuego se pregunta que paso, pero en eso aparece alguien... ¡Es Apolo!
-“Poseidón ya no esta solo, yo estoy con él”. Exclama Apolo.
-“Eso significa que tú también quieres morir hermano”. Responde Kara de Artemisa.
-“¿Febe? ¿Tú apoyas esto?”. Cuestiona Apolo.
-“Ella sólo obedece ordenes, es su deber protegerme”. Contesta Zeus.
Apolo esta impaciente por que Aicon le traiga lo más pronto posible la armadura...

LOS CINCO PICOS DE ROZAN.

Laertes ha venido por la vida de Shunrei.
-“¿Quién eres tú?”. Pregunta Shunrei.
-“Yo soy tu amo, Laertes de Hermes; y ahora... ¡Me vas a entregar tu alma!”. Responde el Dios.
Laertes desenfunda el Caduceo y lo usa en Shunrei. Al instante queda profundamente dormida... Ahora, ¡El Dios le arranca el alma! El cuerpo sin vida de la chica cae a la cascada...

DE VUELTA EN EL TÁRTARO.

Shiryu se levanta ante la incredulidad de Laertes.
-“Veo que no fue suficiente cortarte los cinco sentidos... ¡Así que te dejaré sin ningún sentido!”. Amenaza Laertes.
Una vez más, Shiryu libera su “Furia de los 100 Dragones de Rozan”; con el mismo resultado...
Laertes empieza a destruir los sentidos restantes de Shiryu; primero toca la nota “La”, y destruye el sexto sentido: la intuición; después continúa con el séptimo sentido tocando la nota “Si”...
-“Ya todo acabó para ti”. Dice triunfante Laertes.
Sin embargo... ¡Shiryu vuelve a incorporarse!
-“Ahora comprendo, era de suponerse; tu posees el “Arayashiki”. Por eso has podido entrar al Olimpo sin morir en el intento. Entonces ahora destruiré tu octavo sentido... Verás cual es la nota más alta de la Flauta de Trimegisto; “El “Si” Bemol””. Exclama el Dios.
Laertes se despide de Shiryu... Después de hacerlo, toca el temible “Si” Bemol; en instantes el octavo sentido, el Arayashiki; es destruido...
El Dios le hace ver a Shiryu el alma de Shunrei en su mano.
-“Lo siento muchacho, pero perdiste”. Dice Laertes.
En ese preciso momento el cosmos de Shiryu enciende nuevamente... Y no sólo eso, el santo de Athena parece como si fuera otro...
-“El cosmos de este hombre no es ni la mínima parte del que tenía hace un momento... Parece como si fuera otro, este cosmos es infinitamente superior al anterior; ha cubierto mi cosmos... ¡Y yo soy un Dios del Olimpo!”. Dice sorprendido Laertes.
-“Laertes te has pasado de la raya; has pisoteado a la persona más importante para mí: Shunrei, tu pecado es tan grande, que la muerte no será suficiente castigo. Te haré pedazos, no quedará nada de ti cuando acabe contigo”. Exclama furioso Shiryu.
Shiryu vuelve a liberar su ken de los 100 Dragones... Laertes no puede detenerlo esta vez y no le queda más remedio que usar su hipervelocidad para eludir el ken.
-“Por lo que veo has podido darle un vistazo al noveno sentido, eso quiere decir que debo usar todo mi poder o de lo contrario seré derrotado. Aunque tengo algo a mi favor, mi hipervelocidad”. Dice preocupado el Dios.
-“Te dije que te venceré y lo haré, así tenga que morir junto contigo”. Responde Shiryu.
-“¿Tanto así quieres vencerme? Pero, ¿De que sirve ganar una pelea si mueres en ella? De cualquier forma, nunca me vencerás... Te mostraré el ken más grande de Laertes de Hermes: ¡¡¡“La Ira de los Habitantes del Asura”!!!”. Exclama Laertes.
De las manos del Dios empiezan a brotar incontables seres que empiezan a rodear a Shiryu.
-“Esto es el carrusel de la Muerte, ya no tienes escapatoria. Todos esos seres son almas condenadas al Infierno del Asura; en dicho lugar son obligados a pelear día tras día sin final, allí no existe la muerte; por lo que no hay nada que los pueda detener una vez que empiezan a combatir... ¡Ahora almas condenadas destruyan a Shiryu!”. Ordena el Dios.
A la orden del Dios todos los seres empiezan a atacar al santo de Athena...
Shiryu trata de contraatacar con sus 100 Dragones, pero en el lugar donde destruye a uno de los seres; dos toman su lugar...
-“Date por vencido muchacho, no aguantarás mucho tiempo combatiendo a ese ritmo”. Aconseja Laertes.
El santo del Dragón se pregunta como podrá deshacerse de todos sus enemigos al mismo tiempo, ya que los 100 Dragones no sirven de nada contra ellos.
De pronto recuerda que en su batalla contra Shura de Capricornio en las 12 Casas del Zodiaco, uso una técnica que supera a los 100 Dragones... El Dragón final “El Dragón Resistente”...
También recuerda lo que le dijo Dohko: -“El Dragón final es una técnica tan poderosa que puede derrotar a cualquier oponente así como al que la utiliza. Algún día alcanzarás el último cosmos y podrás liberar al Dragón final, cuando eso suceda serás invencible. Nadie podrá superarte, ni yo. Es un ken tan poderoso... Pero si alguna vez lo usas, también morirás. Séllalo y no lo uses en toda tu vida”. Shiryu piensa que tal vez ahora ya puede liberar al Dragón final sin necesidad de morir junto con su oponente. Sin embargo mientras se encuentra deliberando esto, lo siguen atacando sin piedad...
En un arranque de desesperación, Shiryu decide liberar al Dragón final...
Todos los oponentes de Shiryu desaparecen por la ráfaga del Dragón final.
Laertes ahora sí esta seguro de que el santo de Athena ha despertado el Kundalini...
Sin perder tiempo, Shiryu se planta enfrente del Dios y lo ataca con su ken... Este usa su hipervelocidad para escapar del ataque, pero donde aparece, Shiryu ya lo esta esperando...
El Dios no comprende como Shiryu ha alcanzado su velocidad, pero es demasiado tarde y recibe el ken del Dragón final...


En la siguiente entrega:
Los Dioses Guerreros luchan desesperadamente contra Aquiles, por otro lado, la batalla con Ares está por iniciar...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol IX cap 3   Dom Sep 09, 2007 2:18 pm

VOL IX.- CAPITULO III : ¡ EL COMBATE DE LOS GUERREROS INMORTALES, ASER DE AQUILES VS. SIEGFRIED DUBHE DE ALPHA !


SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Tras ser encerrado en el ataúd de la amatista, Aser de Aquiles ha podido escapar.
-“¡Imposible! Pudo escapar de la amatista”. Dice sorprendido Alberich.
-“A un lado, es mi turno ahora”. Exclama Shid.
-“Una víctima más, bueno que le vamos a hacer”. Contesta el olimpiano.
Shid se enfurece ante tales palabras y se lanza contra Aser con su “Garra de Tigre Vikingo”; el olimpiano evade todos los golpes de Shid, no obstante una ráfaga venida de atrás no la puede esquivar...
-“¿Quién es el cobarde que me ha atacado por detrás?”. Dice Aser.

EL TÁRTARO.

Shiryu acaba de asestarle el Dragón final a Laertes de Hermes. El Dios es sacudido por el impacto y es estrellado contra un muro...
-“¿Cómo es posible que Shiryu haya alcanzado mi velocidad?”. Se asombra el Dios.
-“Es sencillo, recordé que en la mitología Hermes, al ser nombrado el mensajero de los dioses; Hefesto le entregó unas sandalias mágicas que eran lo que le permitía ser tan veloz como para poder ir del Olimpo a la Tierra y de la Tierra al Hades en segundos. Me di cuenta que tu posees esas sandalias por eso es que puedes moverte a la hipervelocidad, por lo que sin que te dieras cuenta con mi Excalibur las he cortado; esa es la razón por la que has perdido tu hipervelocidad”. Explica Shiryu.
-“Entonces... he sobrevivido gracias a mi armadura, pero he perdido la pelea. Y como lo prometí, eres libre al igual que Shunrei”. Contesta Laertes.
En ese momento de la mano del Dios, surge el alma de Shunrei la cual es regresada a su dueña.
-“Tenias razón Shiryu, las derrotas enseñan mas que el mejor entrenamiento lo comprendí mientras combatía contigo. Así que puedes regresar al mundo de los vivos y atravesar el templo del Destino”. Dice Laertes.
El alma del santo del Dragón regresa a su cuerpo, dejando atrás a Laertes...
El Dios observa a Shiryu partir y piensa que ya nunca lo verá de nuevo... De pronto, Laertes cae al suelo...

TEMPLO DE ZEUS.

Mu, Shun y Kiki se encuentran ante Ares el Dios de la Guerra. Mu ha dicho a Shun y Kiki que el se quedará a pelear con el Dios.
-“¿Que te hace pensar que yo quiero pelear contigo? Tu no eres rival para mi, pero en fin no tengo objeción a cualquier tonto que me rete. Tienes la oportunidad de atacarme primero”. Dice Ares.
Mu se dispone a atacar al Dios, cuando una voz lo detiene diciéndole: -“Espera, no solo tu eres el único que quiere venganza. Ese maldito también acabó con mis compañeros”.
La voz provine de Aicon, quien junto con los otros santos dorados y Tetis han llegado...

SEXTA CUIDADELA DEL OLIMPO.

Aser ha comenzado a pelear contra Shid, pero alguien ha intervenido.
Todos se asombran al ver que la persona que ha llegado a ayudarle a Shid no es otro mas que la sombra de Zeta, el hermano gemelo de Shid : ¡Bud de Alcor!
-“Demuéstrame que puedes ser un guerrero de honor y atacarme cara a cara, ¿O es que acaso solo sabes atacar por la espalda? Es mas, si quieren pueden atacarme todos a la vez”. Dice Aser
Los Dioses Guerreros le toman la palabra y lo atacan todos al mismo tiempo a excepción de Siegfried. Aser lejos de intimidarse, se lanza contra ellos también... Primero elude un golpe de Shid, después da una patada a Hagen; toma impulso en una de las columnas y se abalanza sobre Alberich y Fenrir golpeando a ambos... Thor y Bud se enfilan al mismo tiempo contra él, pero esquiva el golpe de Thor tomándolo del brazo lo usa como arma arrojándoselo a su compañero. Después se enfila hacia ellos para dispararles su ken: ¡“Puño Destructor de Estrellas”! Pero, en ese momento una ráfaga le impide lanzar su ken...
Se trata de Saga y Kanon quienes han llegado.
Los santos dorados se percatan de la presencia de Seiya y le dicen que le ayudarán a derrotar al olimpiano.
-“Saga, no pierdas el tiempo y sigan adelante nosotros nos haremos cargo de él”. Dice Seiya.
Kanon y Saga comprenden la situación y deciden continuar con su camino hacia Zeus.
Al ver que los santos dorados se marchan Aser dice: -“Quien les dijo que pueden irse, me atacaron y deben recibir un castigo”.
En ese momento, Siegfried salta y se interpone entre el olimpiano y los santos dorados diciendo que el será su oponente...
-“El más grande guerrero de la mitología nórdica, Siegfried. ¿Acaso pretendes pelear tú solo contra mí?”. Dice burlonamente Aser.
-“Sí, yo pelearé contra ti y te venceré. Por el honor de los Dioses Guerreros, lo juro”. Responde Siegfried.
Saga y Kanon se marchan hacia el templo de Zeus...
El olimpiano y Siegfried comienzan el combate, Aser es el primero en atacar... Lanzando golpes en contra de su rival, el cual los contesta igualmente... Se desata una pelea en donde ambos son alcanzados una y otra vez por el otro, hasta que deciden usar sus kens. El Dios Guerrero utiliza su “Espada Odín” tomando por sorpresa a Aser, pero éste a pesar de ser alcanzado por el ataque no sufre daño alguno, así que contraataca con un buen golpe que le asesta a su oponente estrellándolo contra el suelo. Sin perder tiempo Aser se arroja contra Siegfried dispuesto a rematarlo pero afortunadamente el Dios Guerrero logra quitarse a tiempo...
-“No esta mal, no, nada mal. Parece que tu si serás un buen rival, y no como Seiya quien me ha decepcionado. Sin embargo, me pregunto cuanto aguantarás combatiendo conmigo”. Dice el olimpiano.
-“Esto no durará mucho, ya que te venceré con mi ken más poderoso: ¡“La Ventisca del Dragón”!”. Responde Siegfried.
El Dios Guerrero lanza su ken contra Aser, quien lo detiene con su mano...
-“¿Ese fue tu mejor ken? Imposible, un ken debe ser algo como esto: ¡¡¡“Puño Destructor de Estrellas”!!!”. Exclama Aser.
El Dios Guerrero no pudo evadir el ataque, más sin embargo está ileso...
-“¿Qué? ¿Cómo es posible? ¿Ese escudo ha resistido mi ken más poderoso y no tiene un solo rasguño? ¿Quién diablos eres tú?”. Se sorprende el olimpiano.
-“Yo soy el Dragón Shiryu”. Responde el santo.
-“¡¿Shiryu?!”. Exclama Siegfried.
-“Shiryu, no te preocupes por nosotros y sigue adelante”. Dice Seiya.
-“Pegaso, vete con el Dragón; yo me quedaré a derrotarlo”. Dice Siegfried.
Seiya y Shiryu se rehúsan a dejar solo a Siegfried peleando con Aser.
-“No se preocupen por mí, está ya se las debía. Ustedes salvaron a Asgard y a la princesa Hilda de la maldita sortija del nibelungo; por lo que estoy gustoso de pagarles el favor, aunque me cueste mi propia vida”. Les dice Siegfried.
Los santos entienden los sentimientos del guerrero nórdico; y ambos se ponen en camino hacia el templo de Zeus, pero Aser se pone en su camino... Shiryu utiliza su Excalibur y el olimpiano la elude; aprovechándose de ello los dos consiguen atravesar la ciudadela...

TEMPLO DE ZEUS.

Ares, se encuentra frente a frente con los santos dorados, Shun, Kiki, Aicon y Tetis.
-“Parece que de aquí no pasarán”. Dice Ares.
-“Te equivocas, te acabaremos. Tu ya has causado demasiadas muertes, y no estamos dispuestos a permitirte que lo sigas haciendo”. Responde Milo.
De pronto se oye una voz diciendo : -“Así es, tu y yo tenemos una cuenta pendiente, ¿O es que acaso ya te has olvidado como me usaste contra Athena?”.
¡Saga y Kanon han llegado al templo!
-“A sí, ya te recuerdo. Fuiste el peón que utilicé para controlar el Santuario para matar a Athena, Poseidón y Hades. Y de no haber sido por tu estupidez... Lo habría conseguido. Pero claro, ¿Cómo pude imaginarme que el cuerpo de un santo como tu podría servirme para tal cosa?”. Contesta Ares.

SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

El combate entre Siegfried y Aser aún continúa.
-“Esta vez te derrotaré con mi ¡“Ventisca del Dragón”!”. Exclama Siegfried.
Aser solo da un paso hacia un lado y esquiva el ken...
-“Ahora estás acabado, me he dado cuenta de algo interesante. Cuando sueltas tu ken, tu puño izquierdo baja una cienmilésima de segundo y tu corazón queda desprotegido; la próxima vez que lo uses, te mataré”. Dice confiado el olimpiano.
-“Espera Siegfried, ya no pelees. El ya sabe tu punto débil, deja que combatamos todos nosotros”. Aconseja Shid.
Todos los Dioses Guerreros se ponen de pie...
-“Este será el último ataque, todos pongan su alma en este ken...”. Exclama Shid.
-“ ¡“Hércules Titánico”! ¡“Garra Cruel del Lobo”! ¡“Gran Presión Ardiente”! ¡“La Coraza Amatista ”! ¡“Ken de Pentagrama”! ¡“Impulso Azul”! ¡“Garra de la Sombra del Tigre Vikingo”! ”. Atacan todos a la vez.
-“Eso no es nada para mí, ¡“Puño Destructor de Estrellas”!”. Grita Aser.
Se suscita una gran explosión...


En la siguiente entrega:
El destino alcanza a los Santos Dorados...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol IX cap 4   Dom Sep 09, 2007 2:19 pm

VOL IX.- CAPITULO IV : ¡ PÉRDIDAS IRREPARABLES !


SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Los kens de los Dioses Guerreros han colisionado con el de Aser.
Siegfried se derrumba al ver el resultado... Los cuerpos de los Dioses Guerreros caen inertes al suelo... ¡Aser ha salido ileso!
-“Como verás, ya todo ha terminado. Tú solo jamás me vencerás”. Dice el olimpiano.
De pronto de los Sapuris de los Dioses Guerreros, surgen sus zafiros de Odín, que al igual que el de Siegfried; se unen para después desaparecer...
Aser no comprende que pasa...


PALACIO DEL VALHALLA, ASGARD.

Hilda y Flare observan como parecen los zafiros y se colocan en la hondonada de la estatua de Odín...
Instantes después surge... ¡¡¡La armadura de Odín!!!
Ante sus ojos, la armadura desaparece. En sus corazones saben que eso significa que ira a ayudar los Dioses Guerreros... Pero se preguntan quien se la pondrá...

TEMPLO DE ZEUS.

La mortal batalla contra Ares esta por iniciar.
-“Tendremos que pelear todos juntos para derrotar a Ares”. Dice Dohko.
-“¡Yo seré el primero! ¡“Resplandor de la Corona”!”. Exclama Aicon.
Ares es cubierto por las llamas... No obstante no ha sufrido ningún rasguño...
-“Espera Aicon, debemos actuar en equipo o de lo contrario no podremos con él”. Aconseja Milo.
-“¡Entonces ahora ataquémoslo todos a la vez!”. Exclama Saga.
-“ ¡“Aguja Escarlata”! ¡“Ataque de los 100 Dragones de Rozan”! ¡“Explosión de Galaxias”! ¡“Explosión Galáctica”! ¡“Revolución de Polvo Estelar”! ¡“Resplandor de la Corona”! ¡“Suspiro de la Mermaid”! ¡“Tormenta Nebular”! ”. Todos lo atacan al mismo tiempo...
El Dios soporta todos los poderes combinados y se los devuelve...
Todos son golpeados por sus propios kens...
-“Lo ven, ustedes ni luchando todos juntos me pueden vencer, ahora mismo me desharé de todos ustedes... ¡¡¡“Tempestad de Guerra”!!!”. Exclama Ares.
Todo el templo es sacudido por el ken del señor de la Guerra...

SEXTA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Los zafiros de los Dioses Guerreros se han unido y han llamado a la armadura de Odín.
-“Aún no se que es lo que pretenden hacer con eso, pero de todas formas no les servirá de nada”. Dice Aser.
En ese instante aparece la armadura de Odín... Se separa y ¡Enviste a Siegfried!
-“Este es tu final Aser, morirás por la espada de Balmung”. Exclama Siegfried.
-“Una armadura prestada no será suficiente para derrotarme, ahora morirás”. Responde Aser.
-“Esta no es cualquier armadura, es el Robe-kamei Odín. Y con ella te acabaré”. Afirma el Dios Guerrero.
-“Primero destruiré esa armadura y después seguiré contigo”. Exclama Aser.
Ambos combatientes se arrojan uno contra el otro...
Siegfried tira un espadazo pero es detenido por Aser quien responde con una patada que manda a volar a el guerrero nórdico. Acto seguido aparece detrás de él y le propina un golpe que lo eleva, ahora salta el olimpiano a rematar a su rival en el aire dándole un golpe con las dos manos a manera de mazo en el estomago combinándolo con un rodillazo en la espalda; el Dios Guerrero cae al suelo haciendo un hoyo, Aser termina cayéndole en la espalda con su rodilla...
Siegfried se pone de pie...
-“Ya no me queda otra cosa más por hacer, más que sacrificar mi vida en aras de acabar contigo”. Dice resignado Siegfried.
-“Entonces usarás tu ken nuevamente aún sabiendo que te mataré al hacerlo. Comprendo, entonces morirás con honor como el gran héroe que eres”. Exclama Aser.
-“Pereceré pero tu vendrás conmigo... Una vez más, ¡¡¡“Ventisca del Dragón”!!!”. Grita Siegfried.
El olimpiano corre hacia Siegfried esquivando el ken y le clava el brazo en el pecho...
-“Te lo advertí”. Dice Aser.
En ese momento, Siegfried sujeta a Aser con fuerza, el olimpiano trata de zafarse pero, súbitamente surgen los cosmos de los otros Dioses Guerreros los cuales se unen al de Siegfried formando uno solo. Aser comprende que Siegfried ha maximizado su cosmos para hacerse estallar a sí mismo, pero ya es muy tarde y al explotar el cosmos del Dios Guerrero; ambos son propulsados hacia el espacio...
Hyoga quien se aproximaba a la ciudadela sólo puede observar la estela de luz que dejan al volar hacia el espacio sideral... Y se apresura...

PALACIO DEL VALHALLA.

Hilda siente como se extinguen los cosmos de los Dioses Guerreros...

TEMPLO DE ZEUS.

Tras el ken que libero Ares, nadie queda en pie...
-“Ingenuos, ¿Realmente creían que me destruirían combinando todos sus kens?”.
El Dios nota que aún siguen con vida todos, así que se dispone a darles el tiro de gracia... Pero, dos cosmos lo alertan... se trata de... ¡Seiya y Shiryu!
-“Así que por fin han llegado, los estaba esperando Santos Divinos de Athena. Seiya, Shiryu; aún tenemos una cuenta pendiente”. Dice Ares.
-“¿Qué tienes una cuenta pendiente con nosotros?”. Se asombra Shiryu.
-“Sí. ¿Es que ya no recuerdan el pequeño escarceo que tuvimos en la batalla de las 12 Casas?”. Pregunta el Dios.
-“¿En las 12 Casas dices? Pero ahí solo combatimos contra los santos dorados liderados por Saga. Tú no te encontrabas ahí”. Responde Seiya.
-“Te equivocas Seiya. El estaba ahí, puesto que yo estaba controlado por él; es el quien propició que yo intentara matar a Athena y que asesinará al Patriarca”. Dice Saga.
-“¿Qué dices? Entonces, si ya te vencimos una vez; lo haremos de nuevo”. Afirma Seiya.
-“Aquella vez tuvieron suerte. Además hoy tengo mi verdadero cuerpo y llevo puesta mi armadura. Con esto será más que suficiente para ustedes... ¡“Tempestad de Guerra”!”. Contesta Ares.
Ambos, Seiya y Shiryu son golpeados por un rayo que los deja tirados a los pies de Ares.
-“Seiya, Shiryu, Shun; déjenos a Ares a nosotros. Athena los necesita más a ustedes, por ningún motivo deben morir aquí, tienen que llegar a Zeus y detenerlo”. Dice Dohko.
Seiya, Shiryu y Shun se niegan a dejar a los santos dorados peleando con Ares. Justo en ese momento llega Hyoga, quien los convence que eso será lo mejor. Les cuenta lo que hicieron los Dioses Guerreros. Seiya y los otros comprenden y deciden seguir adelante...
-“Ustedes nunca abandonarán este recinto sagrado. Nadie debe salir de aquí y menos ustedes. Los enviaré al otro mundo con esto... ¡“Estruendo....”!”. Exclama Ares.
El Dios no acaba de hablar cuando, de pronto alguien se abalanza contra él y le sujeta para que Seiya y los demás se vayan...
Todos no dan crédito a lo que ven, pues la persona que ha aparecido para ayudarles no es otro que... ¡Aioria, santo dorado de Leo!
-“¿¡Aioria!? ¡Pero si lo vimos morir en el templo de la Armonía y Paz Universal!
-"¿Cómo es posible esto?". Se pregunta Shun.
–“No importa como, pero él ha venido a ayudarnos. Con él podremos vencer a Ares”. Afirma Milo.
-“¿Bromean verdad? Esta basura no pudo ni siquiera derrotar a Acteón de Eros. ¿Y creen que me vencerá a mí?”. Exclama Ares.
Aioria ordena a Seiya y a los otros irse mientras él detiene a Ares.
Sin embargo, Ares enciende su cosmos y se libra del santo dorado... Pero es tarde, pues los santos de bronce han salido del templo. El Dios se dispone a seguirlos pero de nuevo los santos dorados se ponen en su camino...
-“No te dejaremos salir vivo de aquí Ares. Nos encargaremos de que esta sea tu tumba”. Exclama Mu.
-“¡Ahora! Todos hay que atacarlo nuevamente al mismo tiempo”. Grita Milo.
-“ ¡“Aguja Escarlata”! ¡“Ataque de los 100 Dragones de Rozan”! ¡“Explosión de Galaxias”! ¡“Explosión Galáctica”! ¡“Revolución de Polvo Estelar”! ¡“Resplandor de la Corona”! ¡“Suspiro de la Mermaid”! ¡“Plasma Relámpago”! ”. Atacan todos a Ares...
-“Parece que no aprenden, ¡¡¡“Estruendo de Guerra”!!!”. Exclama Ares.
Una vez más, el ken de Ares golpea a todos dejándolos regados por todo el templo...
El señor de la Guerra se da la media vuelta para ir tras de Seiya y los otros, pero...
¡Una vez más, los santos dorados se han puesto de pie!
-“Te..te dijimos que no saldrás vivo de aquí, y lo cumpliremos”. Dice Kanon.
-“No queda más remedio que usar... ¡La Exclamación de Athena!”. Exclama Saga.
-“¿¡La Exclamación de Athena!? Pero esa técnica esta prohibida”. Contesta Dohko.
-“Maestro Dohko, creo que no hay otra salida más que lanzarle la Exclamación de Athena”. Dice Aioria.
-“Estoy de acuerdo con ellos, hagámosla”. Añade Milo.
A pesar de no estar de acuerdo, Dohko ha aceptado...
-“¿Que intentan hacer? Ya todo esta perdido”. Dice Ares.
Los santos dorados toman sus posiciones... Será la segunda vez que dos Exclamaciones sean usadas a la vez...
-“Escuchen, Tetis, Kiki, Aicon; será mejor que se vayan de aquí. Este templo va a desaparecer”. Aconseja Milo.
-“¿Listos?”. Pregunta Mu.
Todos se despojan de sus armaduras...
-“Ahora eleven todos su cosmos hasta el punto de estallar”. Ordena Dohko.
-“ ¡¡¡“Exclamación...”!!! ”. Gritan Milo, Mu y Aioria.
-“ ¡¡¡“de Athena”!!! ”. Gritan Dohko, Saga y Kanon...
-“¡No puede ser! ¡Es demasiado poder! ¡Malditos!”. Se sorprende Ares...

EN LAS AFUERAS DEL TEMPLO DE ZEUS...

Seiya y los demás santos de bronce sienten como los cosmos de los santos dorados se elevan a su punto máximo. Comprenden que han utilizado la Exclamación de Athena...

TEMPLO DE ZEUS.

En el templo, sólo quedan ruinas...
Sin embargo, Ares no ha muerto...
-“Recibió el poder de dos Exclamaciones de Athena y sigue con vida, es increíble el poder que tiene”. Dice Kanon.
Los santos dorados se colocan ahora a los lados de Ares...
-“Hagámoslo de nuevo”. Ordena Saga.
-“ ¡¡¡“Exclamación de Athena”!!! ”. Gritan todos...
-“¡Ya estoy harto de esto! ¡¡¡“Estruendo de Guerra”!!!”. Exclama Ares.
El templo desaparece en medio de una explosión... Todo el Olimpo se cimbra de pies a cabeza...


“Justo en ese momento pude sentir en mi corazón que se despedían de mí. Como si me dijeran que ahora todo dependía de mi valor, como un hermano mayor cuando le dice a su hermano menor que esta preparado para sucederle... Adiós guerreros de sangre caliente, hasta siempre Santos Dorados; jamás olvidaré su valor y coraje y todas las lecciones de la vida que me enseñaron”............................................


En la siguiente entrega:
Toda la verdad sobre la misteriosa identidad de Ares...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol IX cap 5   Dom Sep 09, 2007 2:20 pm

VOL IX.- CAPITULO V : ¡ LA IDENTIDAD DE ARES !


TEMPLO DE ZEUS.

Tras el tremendo choque de las Exclamaciones de Athena de los santos dorados y el Estruendo de Guerra de Ares, el templo ha desaparecido casi por completo...
Solo permanece un aturdido señor de la Guerra... De los santos dorados no ha quedado nada...
En cuanto se recupera Ares se encamina al encuentro de los santos de Bronce...

LA ENTRADA DEL TEMPLO CRONION.

Seiya y los demás santos por fin han llegado a la cima del Olimpo, el templo Cronión.
Han sentido como desaparecían los cosmos de los santos dorados, están tristes desde el fondo de su alma...
-“El sacrificio de los santos dorados no será en vano, ya estamos aquí, dentro de este templo se encuentra Zeus y Athena”. Dice Seiya.
-“Entremos entonces”. Añade Hyoga.
-“¿Esperen! Ustedes no pueden entrar ahí”. Se escucha una voz.
Al darse la vuelta todos quedan atónitos... ¡Es Ares!
-“¿¡Tú!? ¿Pero como?”. Se sorprende Seiya.
-“¿Realmente creían que los santos dorados me detendrían? He terminado con ellos y ahora siguen ustedes”. Dice Ares.
-“¿Qué dices? Eso nunca pasará, vengaremos a los santos dorados. Tú serás quien desaparecerá”. Responde Hyoga.
El Dios se lanza contra ellos...
Seiya, Shiryu, Hyoga y Shun se preparan para atacar...
-“¡“Meteoro de Pegaso”!”. Exclama Seiya.
Ares recibe todos los golpes de Seiya sin inmutarse... Hyoga es el siguiente en atacar, lo hace con su “Rayo de Aurora” congelando al Dios... No obstante derrite el hielo... Shiryu responde con su “Dragón Naciente”, pero el señor de la Guerra lo detiene con una solo mano... Shun envía sus cadenas a sujetar al Dios pero éste las toma como juguete y golpea a Shun...
En un abrir y cerrar de ojos, Ares ya derrotó a todos los santos de Bronce...
-“¿Qué pasa con ustedes santos divinos de Athena? ¿No que iban a vengar a los santos dorados? ¡Levántense!”. Exclama Ares.
Todos al escucharlo se ponen de pie de nuevo...
-“Debemos encender nuestro cosmos y atacarlo al mismo tiempo”. Propone Seiya.
Todos están de acuerdo.
-“ ¡“Cometa Pegaso”! ¡“Ejecución de Aurora”! ¡“Tormenta Nebular”! ¡“Furia de los 100 Dragones de Rozan”! ”. Exclaman todos.
El Dios detiene los kens y no le hacen el menor daño...
-“Se acabó, mueran... ¡¡¡“Estruendo de Guerra”!!!”. Grita Ares.
El ken de Ares es aún más poderoso que el que uso contra los santos dorados...
Las armaduras de los santos se resquebrajan hasta que... ¡Vuelan en mil pedazos!
Todos quedan alrededor de el enorme cráter que dejo el ken de Ares...
El señor de la Guerra se dispone a entrar al templo Cronión seguro de su victoria, cuando de pronto...
Una voz lo detiene diciendo: -“¿Abandonas la pelea? Si apenas acaba de comenzar, ¿O es que temes pelear con el Fénix?”.
-“Así que por fin llegaste Ikki. Supe que derrotaste a Ariadna de Afrodita. Pero yo no soy tan débil”. Responde Ares.
-“Eso lo veremos, ¡“Alas Llameantes del Fénix”!”. Exclama Ikki.
-“Tú altísimo Fénix nunca me derrotará Ikki”. Afirma el Dios.
Ares atrapa el ken de Ikki solamente con su mano...
-“ ¡¡¡“Tempestad de Guerra”!!! ”. Grita Ares.
El ataque de Ares provoca que la armadura de Ikki sea destruida...
-“Ahora sí, ya no me detendrán para entrar al templo”. Dice Ares.
De pronto una silueta formada por cosmos aparece frente a él... La silueta toma forma humana... ¡Es Ikki!
-“Ya veo, olvide que tu armadura tiene la capacidad de restaurarse por sí sola; de cualquier forma la destruiré nuevamente... ¡¡¡“Estruendo de Guerra”!!!”. Exclama Ares.
Ikki vuelve a ser sacudido por el ken del señor de la Guerra y que da tendido en el suelo al igual que sus compañeros...
Seiya, Shiryu, Hyoga, Ikki y Shun piensan que Ares es demasiado poderoso para ellos, y que todo esta perdido...

EL SANTUARIO, GRECIA.

De la habitación del Patriarca, surge una estrella fugaz...¡Es la armadura dorada de Sagitario!
El ropaje sagrado toma ruta hacia el Olimpo...

LA ENTRADA DEL OLIMPO.

Justo al lado del ataúd donde Hyoga puso a Camus se encuentra la armadura dorada de Acuario. La armadura empieza a resonar... Momentos después, se dirige a la cima del Olimpo..

TERCERA CIUDADELA DEL OLIMPO.

Shaka, quien se encuentra en animación suspendida esperando terminar de evolucionar a su nuevo ser, siente como su armadura es llamada por las otras y se despoja de ella...

LAS RUINAS DEL TEMPLO DE ZEUS.

Los ropajes dorados de Libra y Leo reciben el mensaje y se aprestan al encuentro de las otras armaduras...

LAS AFUERAS DEL TEMPLO CRONION.

Ares se prepara para darles el golpe final a los santos de Bronce, cuando...
¡Las armaduras doradas aparecen y se integran con ellos!
-“Los ropajes dorados han venido para ayudarnos a vencerte. Eso quiere decir que el espíritu de los santos dorados vive en las armaduras y no podemos defraudarlos, ya que ellos nos dejaron la responsabilidad de derrotar a Zeus. ¡Ahora prepárate a morir Ares!”. Exclama Seiya.
-“Entiendo, parece que esas armaduras son una obligación para ustedes... Entonces las pulverizaré junto con sus sueños...”. Responde Ares.
-“No será así esta vez, por que los santos dorados están con nosotros. ¡Jamás nos daremos por vencidos!”. Dice Seiya.
-“Por lo visto no comprenden los alcances de mi poder... ¡¡¡“Estruendo de Guerra”!!!”. Grita Ares.
Por increíble que parezca, los santos logran detener la presión del ken de Ares... Sin embargo al ver esto, el Dios le imprime más potencia a su ataque...
¡¡¡Las armaduras se pulverizan por el ken de Ares!!!
Seiya y sus compañeros no pueden creer cuanto poder tiene el señor de la Guerra...
-“Antes de que mueran hay algo que deben saber... Espero que esto les voy a contar les de más bríos para seguir combatiendo conmigo”. Dice Ares.
-“Para empezar, yo fui el responsable del lado malo de Saga, cuando trató de matar a Athena; me apoderé del Santuario. Un poco después ayudé a Kanon a encontrar el templo submarino de Poseidón. También fui el causante de liberar a Apolo de su prisión eterna, guíe a Pandora a la habitación prohibida de su castillo para que liberara a Hypnos y Thánatos; quienes a su vez trajeron a Hades y sus Espectros, provoqué que el cometa Leopardo pasará por la Tierra y soltara la manzana dorada con la cual renacería Eris. Y por último, yo causé que Zeus regresara de nuevo al mundo de los mortales... Y bien después de esto, ¿Que piensan de mí?”.
-“¿Entonces tú eres el responsable de todas las guerras sagradas que han sucedido en la actualidad?”. Cuestiona Shiryu.
-“¿Pues quien te crees que soy? ¿Qué acaso no soy el Dios de la Guerra? Provocarla es mi diversión”. Responde el Dios.
Seiya se levanta...
-“Por lo visto aquí hay alguien que no sabe cuando hay que darse por vencido”. Dice Ares.
El Dios se sorprende por que el cosmos de Seiya esta incrementándose más y más...
De pronto, el santo desaparece... Y aparece detrás del señor de la Guerra... Pero, la armadura que tenía hecha pedazos ahora es... ¡Un Kamei!
-“Con que estas son las famosas armaduras que evolucionaron gracias a la sangre de un Dios... ¡Tonto! Yo no les temo”. Comenta el Dios.
-“Eso lo veremos, ¡“Puño de la Estrella de Pegaso”!”. Exclama Seiya.
Los golpes de Seiya son eludidos con facilidad por Ares... No obstante, la velocidad del ken va en aumento... ¡Por primera vez, Seiya es capaz de golpear a Ares!
El señor de la Guerra se levanta enfurecido... Sin embargo cuando se dispone a atacar a Seiya, se percata de que el santo de Pegaso no es el único que porta un Kamei... ¡Los otros santos también traen uno!
-“No me asustan sus armaduras, yo poseo una superior a esas... ¡¡¡Estruendo de Guerra!!!”. Grita Ares.
Todos los santos caen ante el poder del ken de Ares...
-“¿Lo ven? No importa que portan un Kamei, yo estoy en un nivel superior... Me han decepcionado, espere tanto tiempo para pelear con ustedes... Y no están a mi altura”. Dice el Dios.
-“¿Quién eres en realidad? ¿Por qué tanto interés en que se desataran todas esas Guerras sagradas? ¿Y, por que te empeñas tanto en que te superemos?”. Preguntan los santos.
-“¿Realmente quieren saber quien soy? Es sencillo, ¿A qué padre no le haría sentirse orgulloso saber que sus hijos lo han superado?”. Responde Ares.
-“¿Que dices? ¿A que te refieres? ¡Explícate!”. Exclaman los santos.
-“Lo que oyeron, ¡¡¡Yo soy su padre!!! ¡¡¡Mi nombre es Radak de Ares!!!”. Contesta el señor de la Guerra...
-“¿¡Nuestro padre!? ¿Pero como?”. Dicen los santos.
El Dios se despoja del casco, que le impedía que se le viera el rostro...
-“Todo empezó hace 17 años...”. Empieza a relatar Ares...


Fin del Volúmen IX......................................


En la siguiente entrega:
El pasado de Seiya y los demás santos, el conflicto con Ares, y...........




RECUERDEN QUE ESTE FANFIC, ESTA HECHO POR FANS PARA FANS
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol X cap 1   Dom Sep 09, 2007 2:20 pm

VOL. X .- CAPITULO I : ¡ EL PASADO DE LOS SANTOS DE BRONCE !


LAS AFUERAS DEL TEMPLO CRONION.

Durante la batalla de los santos de Bronce contra Ares, éste les ha revelado algo increíble: Todos ellos son hermanos, y no sólo eso, ¡El es su padre!
Ahora se dispone a contarles toda la verdad acerca de ellos...

EL TEMPLO DE HERA.

Radak de Ares se encuentra impaciente por que en algún lugar del Reino Unido, está por nacer Hera, la reina de los Dioses...
El deber de Radak es de recibir a al Diosa al bajar al mundo de los mortales, así que se traslada a la Isla Wight, donde nacerá la Diosa...

EL CASTILLO DE WESSEX.

En Cows, en la costa septentrional de la Isla Wight se encuentra el castillo de Wessex; lugar donde nacerá la reina todopoderosa del los Dioses, Hera.
Al entrar al castillo, Radak puede sentir el cosmos de la Diosa, quien le ordena deshacerse de todos los habitantes del castillo... Ares cumple sus ordenes.
Finalmente, el señor de la Guerra llega a la habitación donde se halla Hera. Radak al ver a la recién nacida, se inca ante ella en señal de veneración y respeto.
De pronto la imagen de Hera aparece ante el y le dice que ya falta poco para que se hagan con el control del Universo...
-“La hora se acerca, el momento que estábamos esperando desde la era mitológica. Lo presiento, esta época esta llena de confusión, maldad y guerras; es el ambiente propicio para planear el derrocamiento de Zeus. Primero que nada, debes traer de nuevo a los santos de Athena que derrotaron a Hades en el final de la era mitológica”. Dice Hera.
-“¿Se refiere a mis hijos? Los hijos que nunca reconocí y que nadie sabe acerca de ellos”. Pregunta Ares.
-“Sí, pero con traerlos de nuevo no será suficiente; debes prepararlos como se debe para la última batalla que librarán para nosotros contra Zeus. Tienes 17 años, hasta que mi cuerpo adquiera la edad adulta, entonces y sólo entonces, despertarás a Zeus”. Explica Hera.
-“¿Pero como sabremos quien es el indicado para albergar a Zeus?”. Cuestiona Ares.
-“No te preocupes por eso, según la mitología, debe encontrarme a mí y cuando eso suceda todo estará listo”. Responde Hera.
-“Eso significa que puedo desatar algunas guerras para poner a prueba a mis hijos y que de paso vayan incrementando su nivel de poder”. Dice Ares.
-“Has lo que creas que sea necesario para prepararlos, entonces me voy y lo dejo todo en tus manos....”. Concluye la Diosa.
Un momento después, desaparece...
-“Después de eso me marche a recorrer el mundo, buscando a las elegidas para llevar en su vientre a mis hijos, los legendarios santos Divinos. Al encontrar a sus madres, los engendré en un periodo de dos años, todos ustedes tienen una diferencia de un año, a excepción de Ikki. Un tiempo después de que supe que sus madres los estaban esperando, desaparecí de sus vidas para no dejar rastro alguno de mi presencia. Y cuando supe de su nacimiento, tuve que deshacerme de sus madres una por una; ya que sabía muy bien que se necesitaba que no tuvieran familia para poder convertirlos en santos sin que nadie interfiriera. Hice que los entregaran al orfanato de la Fundación Galard. Y yo me dedique desde entonces a prepararlos para esta gran batalla... El resto de la historia, ya la saben”. Termina Ares.
-“¿En..entonces tú mataste a nuestras madres, para que nos convirtiéramos en santos, y también has provocado todas las guerras sagradas para que nosotros incrementáramos nuestro poder y así poder destruir a Zeus para Hera?”. Cuestiona Seiya.
-“Así es, ahora que ya saben la verdad, no tienen opción. Deben de unirse a mí para destruir a Zeus”. Dice Radak.
-“Siento decirte esto “padre”; pero nosotros somos santos de Athena, y debemos protegerla a ella y velar por el orden universal. Venimos hasta aquí para detener a Zeus, pero ahora que sabemos que el verdadero enemigo es Hera; también acabaremos con ella. Además, ¿Acaso piensas que te perdonaremos por todo lo que has hecho solo por tratar de cumplir los deseos de Hera? Hasta mataste a nuestras madres... Por todo eso, hablo por todos mis hermanos: Seiya, Shiryu, Hyoga y Shun; ¡¡¡Juro por mi vida que te exterminaremos junto con Hera y Zeus!!!”. Exclama Ikki...
-“Eso quiere decir que levantarán su puño contra mi, su propio padre... ¿Así agradecen todo lo que he hecho por ustedes? ¡Son lo que son gracias a mí! Bien si eso es lo que desean, entonces yo me encargaré de eliminarlos... ¡¡¡Estruendo de Guerra!!!”. Responde Ares.
Los santos ya no se inmutan ante el ken de Ares, su odio hacia el ha hecho que su cosmos se eleve más y más... Todos le entregan su cosmos a Seiya...
-“Este golpe lleva toda la ira de todos los que han sufrido por tu culpa: ¡¡¡“Rayo Estelar”!!!”. Grita Seiya.
El Dios intenta detener el rayo con sus manos, pero... no lo puede evitar por lo que usa su ken más poderoso: ¡¡¡“La Guerra Asoladora”!!!
Todos los santos salen volando al igual que el señor de la Guerra...
A pesar del ken, se vuelven a levantar los santos, ante el asombro del Dios de la Guerra.
-“Estoy orgulloso de ustedes, pero aún no me derrotan... ¡¡¡“Guerra Asoladora”!!!”. Grita Ares.
-“Tu poder ya nos hace el menor daño, se acabó tu suerte...”. Dice Hyoga.
-“Este golpe es por todos los inocentes que han muerto en las guerras que has provocado: ¡¡¡“Dragón Resistente”!!!”. Grita Shiryu.
El Dios es golpeado por el tremendo ken de Shiryu...
-“Y este es por todos los seres humanos que has usado por tu ambición: ¡¡¡“Tormenta de Auroras”!!!”. Grita Hyoga.
La ráfaga de viento congelado atrapa a Ares.
-“Esto es por todos los amigos que han muerto por tu culpa: ¡¡¡“Fénix Incandescente”!!!”. Grita Ikki.
El ken de Ikki deja mal herido al Dios...
-“Y este, es por nuestras madres: ¡¡¡“Huracán Nebular”!!!”. Grita Shun.
El tenkai kamei de Ares se ha cuarteado...
-“Y ahora será tu fin...”. Afirma Seiya.
Todos lo rodean y...
-“ ¡¡¡“Rayo Estelar”!!! ¡¡¡“El Dragón Resistente”!!! ¡¡¡“Tormenta de Auroras”!!! ¡¡¡“Huracán Nebular”!!! ¡¡¡“Fénix Incandescente”!!! ”. Exclaman los santos.
Los ataques combinados de los santos, alcanzan a Ares, quien no es capaz de detenerlos...
-“E..estoy orgulloso de ustedes, me han superado. Ahora cumplan su destino y derroten a Zeus... H..asta pronto hijos míos...”. Se despide Ares.
Los santos se detienen un poco a reflexionar sobre su padre, sin embargo, este no es el fin de la batalla; aún falta derrotar a Zeus y sobre todo a Hera...


En la siguiente entrega:
La verdadera batalla ha comenzado....
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol X cap 2   Dom Sep 09, 2007 2:21 pm

VOL X.- CAPITULO II : ¡ EL COMIENZO DE LA BATALLA FINAL ! ¡ EL FIN DEL UNIVERSO !


LAS RUINAS DEL TEMPLO DE ZEUS.

Tetis, Kiki y Aicon; quienes pudieron salir antes de que el templo desapareciera, se recuperan y se aprestan para llegar al templo Cronión donde se encuentra Zeus.
-“Los cosmos de los santos dorados ha desaparecido, al igual que el de Ares. Eso significa que debemos darnos prisa, la batalla final esta por empezar, sino es que ya empezó”. Dice Aicon.
Los tres emprenden con rumbo al templo Cronión...

TEMPLO CRONION.

Poseidón y Apolo, quienes han venido a detener a Zeus; se encuentran con la sorpresa de que tienen que derrotar a Artemisa, Démeter y Hestia si es que quieren llegar a Zeus.
-“¿No hay forma de que evitemos el combate? Deben entender que Zeus esta mal y hay que detenerlo. Aún no es tiempo de que regrese a gobernar el Olimpo”. Dice Poseidón.
-“El señor Zeus solo esta haciendo lo correcto, es mejor que regrese la era mitológica a que vivan los seres humanos como lo hacen hasta ahora”. Responde Démeter.
-“Ya deberían saber que ustedes dos solos no podrán con nosotros. Así que por que no se hacen un favor y se unen a la causa”. Añade Hestia.
Mientras se encuentran discutiendo... Zeus se percata de que el cosmos de Ares ha desaparecido, y se pregunta si los santos de Athena han sido capaces de vencer al más fuerte de sus Dioses del Olimpo... Ahora sabe que ha llegado la hora de usar su arma secreta...

LA ENTRADA DEL TEMPLO CRONION.

Seiya y sus compañeros están a un paso de entrar al templo, cuando de pronto alguien les sale al paso... Los santos se sorprenden al ver que es... ¡Athena!
-“¡Saori! ¡Estás bien!”. Exclama Seiya.
Sin embargo la mirada de la Diosa está perdida, y no responde...
Shiryu le dice a Seiya que algo raro pasa con Saori. Seiya le responde que está exagerando y se encamina hacia la Diosa... De pronto, Saori levanta su báculo y... ¡Ataca a Seiya con el!
Todos no pueden creer lo que Saori ha hecho, Shiryu le dice a Seiya que él se lo advirtió; no es la misma Athena de siempre, parece como si estuviera siendo controlada por algo o alguien...
-“Sí eso es cierto, entonces estamos perdidos, por que ninguno de nosotros podemos atacarla” . Dice Hyoga...
-“Silencio, tonto mortal. Se arrepentirán de siquiera pensar en derrotar a Zeus”. Exclama Saori.
Acto seguido, vuelve a atacarlos con su báculo...
Los santos no quieren responder a los ataques de Athena; pues temen hacerle daño... Así que son golpeados una y otra vez por el poder del báculo Niké...
-“Ha llegado su hora, lamentarán haber levantado su puño contra los Dioses”. Exclama Saori.
La Diosa crea una esfera gigantesca de energía y la arroja contra los santos... Sin embargo, la esfera no alcanza a los santos, puesto que es recibida por alguien que se pone en frente de ellos...
La persona que fue golpeada por la esfera es... ¡Aser de Aquiles!
Y no sólo es Aser; también Siegfried esta con el...
Siegfried les dice a los santos que no se preocupen, Aser esta de su lado.
-“Seguramente Athena esta bajo el influjo de alguna especie de hipnosis o de un hechizo como el del anillo del nibelungo; por lo tanto, mientras Aser la distrae yo intentaré regresarla a su estado normal usando la espada Balmung”. Dice Siegfried.
-“Ten cuidado Aser, no vayas a lastimarla”. Aconseja Seiya.
-“No se preocupen, recuerden que soy invulnerable. Por lo tanto no me defenderé atacando; sólo le daré un buen blanco al cual darle”. Contesta el olimpiano.
La Diosa empieza a disparar al olimpiano usando a Niké, no obstante, Aser es capaz de eludir todos los ataques... Mientras Saori se concentra en golpear a Aser, Siegfried la toma por sorpresa y la embiste con la espada Balmung...

TEMPLO CRONION.

La batalla entre los Dioses está por iniciar...
-“Yo seré quien se haga cargo de ustedes, traidores. Sentirán la ¡“Furia de la Madre Naturaleza”!”. Exclama Evanis de Démeter.
Poseidón y Apolo no entienden que pasa, puesto que a pesar de haber invocado un ken Démeter, no les ha pasado nada...
La Diosa desaparece ante sus ojos y aparece detrás de ellos y los golpea...
-“No puede ser, pero parece como sí su ken se hubiera concentrado en sus brazos y piernas”. Reflexiona Apolo.
-“Así es, la Furia de la Madre Naturaleza es un ken físico, no mental. Por lo que al liberarlo, mis piernas adquieren el poder de un terremoto de 12 grados; y mis brazos alcanzan la fuerza de un huracán categoría 7. en otras palabras, mis miembros se convierten en armas letales”. Explica Evanis.
De pronto se escucha una voz : -“Interesante, parece que será una buena pelea”.
-“¿Quién eres? Estos cosmos... Solo pueden pertenecer a... ¡Los antiguos Heraldos de Hades; Hypnos y Thánatos!”. Exclama Poseidón...

LA ENTRADA DEL TEMPLO CRONION.

Saori ha caído al suelo después de que Siegfried la atacara con la espada Balmung.
-“¡¡¡Saori!!!”. Gritan los santos.
Se producen unos instantes de silencio, hasta que... ¡Athena se levanta!
La égida que traía puesta, se desvanece... El encantamiento ha terminado, Saori ha vuelto a la normalidad.
-“¡Seiya!¡Shiryu!¡Hyoga!¡Shun!¡Ikki! Han venido hasta aquí para derrotar a Zeus. Pero no voy a permitir que arriesguen su vida por mi nuevamente... Yo peleare sola”. Dice Saori.
-“No Saori. Por favor permítenos acompañarte a vencer a Zeus y Hera”. Responde Seiya.
-“¿A Hera?”. Pregunta Athena.
-“Sí, desde siempre, ella ha estado detrás de todas las batallas que hemos librado. Y ahora planea destruir a todos incluyendo a Zeus para gobernar el Olimpo y el Universo entero”. Contesta Shun.
-“Además hemos obtenido el noveno sentido, ya podemos pelear de igual a igual con los Dioses del Olimpo”. Dice Ikki.
-“Mis queridos santos, lo siento, perdónenme por no confiar en ustedes. Pero les juro que pase lo que pase, nosotros, ustedes y yo pelearemos hasta el final; es nuestro deber proteger a la humanidad y la Paz en el Universo”. Exclama Saori.
Justo en ese momento, Aicon, Tetis y Kiki hacen su arribo.
-“Señorita Saori, aquí traigo su armadura sagrada”. Dice Kiki.
Saori se equipa con su armadura, y todos juntos entran al templo Cronión...

TEMPLO CRONION.

Con la llegada de Hypnos y Thánatos, se ha equilibrado la balanza.
-“Heraldos de Hades, ¿A que han venido al Olimpo?”. Pregunta Evanis de Démeter.
-“Nos ha enviado nuestro señor Hades, a... ¡Derrotar a Zeus!”. Contesta Hypnos.
-“Siento decirles que su venida fue en vano, ya que ahora mismo los regresaré a los Campos Elíseos donde pertenecen... ¡¡¡“Estrella de Fuego”!!!”. Exclama Dhyra de Hestia.
Justo antes de que suelte su mortal ken, detenida por un rayo que le hiere la mano...
-“¿Quién se ha atrevido a herirme?”. Cuestiona la Diosa del Fuego.
Al voltear, todos se dan cuenta de que... ¡Athena y sus santos han llegado!
Zeus se levanta de su trono y exclama: -“Es demasiado tarde ahora. El reloj de arena de la humanidad se ha consumido; ha llegado la hora de que reciban el castigo divino: ¡¡¡El Diluvio de Gigabreak!!!”.
El señor de los Dioses crea una centella y la arroja contra la Tierra... En segundos, todo el planeta se cubre de oscuros nubarrones que tapan el sol, como si se avecinara una gran tormenta. Momentos después millones de relámpagos surcan el cielo, la superficie del planeta empieza a agrietarse; las mareas suben provocando desbordamientos; las montañas cobran vida convirtiéndose en furiosos volcanes, los cuales hacen erupción; desde el Cielo comienzan a caer rayos que destruyen todo a su paso... Los habitantes del planeta huyen despavoridos, pero no existe lugar donde estén a salvo...

EL SANTUARIO, GRECIA.

Shaina, Marín y los santos que quedan con vida, observan como empieza la destrucción del planeta.
-“Parece que Seiya y los demás no lo lograron. Zeus ha comenzado a destruir la Tierra”. Dice Shaina.

TEMPLO CRONION.

Zeus acaba de demostrar su poderío a todos destruyendo la Tierra.
-“¿Ya lo has visto Athena? Nada pudiste hacer, ni tu; ni tus santos para evitar que destruyera a los humanos... Pero ese fue sólo el principio, ahora; ¡¡¡Destruiré el Universo entero!!!”. Exclama Zeus.
-“¡No te lo permitiremos!”. Gritan los santos.
Todos corren hacia el Dios, pero ninguno puede acercársele... Una especie de campo de fuerza impide siquiera tocarlo. Con sólo encender su cosmos, Zeus de deshace de todos al mismo tiempo...
-“Ahora observen bien esto, voy a liberar a la Nada; y ella borrará al Universo”. Dice Zeus.
Zeus levanta sus brazos y al unir las palmas de sus manos, abre un portal dimensional... Y por este conducto emerge una especie de “cosa” blanca que parece no tener fin...
-“Contemplen a la Nada. Ahora márchate y borra al Universo para reconstruirlo a semejanza de la utopía mitológica”. Ordena el señor de los Dioses.
Todos los presentes están atónitos ante el poder de Zeus. Ahora crea una especie de ventana donde se puede observar el progreso de la destrucción del Universo. En cuestión de segundos después de liberar a la Nada; el Universo ha desaparecido casi por completo...


En la siguiente entrega:
Se desata toda una épica batalla de dimensiones inimaginables en el Templo Cronión, por si fuera poco eso... Por fin hace su aparición Hera...
Volver arriba Ir abajo
squalllionheart
avatar



Cantidad de envíos : 603
Edad : 39
Localización : Jardin de Balamb
Fecha de inscripción : 22/08/2007

MensajeTema: Vol X cap 3   Dom Sep 09, 2007 2:22 pm

VOL X.- CAPITULO III : ¡HERA, LA REINA TODOPODEROSA DE LOS DIOSES!


TEMPLO CRONION.

Tras liberar a la Nada, el Universo esta desapareciendo poco a poco ante la impotencia de Athena, Poseidón, Apolo y los santos.
-“Ahora que el Universo ya no existe, ya no hay motivos para que peleen contra mí. Así que márchense... Ya no tienen nada que hacer aquí”. Dice Zeus.
-“No podemos hacer eso. Una vez visto el poder que posees, no debemos dejar que alguien así exista... A pesar de que ya no tenemos a quien proteger, te derrotaremos”. Responde Saori.
-“Athena tiene razón. No podemos permitir que alguien como tu posea tanto poder, eres un peligro, hasta para nosotros; los Dioses”. Añade Poseidón.
-“Es verdad. Además aún queda una cuenta pendiente contigo desde la era mitológica”. Dice Apolo.
-“Parece que ya se han olvidado de nosotras, ya les dijimos que para poder hacerle algo al señor Zeus primero tendrán que derrotarnos”. Dice Hestia.
-“Nosotros nos haremos cargo de ellas Saori, mientras tanto; ustedes derroten a Zeus”. Ordena Seiya.
-“¡No! Ustedes no lo derrotarán, ¡Zeus es mío! Sólo yo acabaré con él”. Se escucha una voz.
-“No puede ser.... Pero este cosmos es de..... ¡¡¡Hades!!!”. Exclama Seiya.
-“¡Es Hades! Pero no viene solo... Ella es....”. Dice Shiryu.
-“Yo soy Perséfone, la reina del Más Allá”. Dice la Diosa.
-“¡Imposible! Pero, si tu eres... ¡¡¡Mi hermana Seika!!!”. Exclama Seiya.
Hades avanza hacia Zeus. A pesar del campo de fuerza, el señor del Más Allá se planta cara a cara con el soberano del Olimpo...
-“Por mucho tiempo he esperado este momento, ha llegado tu hora”. Dice Hades.
Acto seguido, desenfunda su espada; y se prepara para matar a Zeus. Por su parte el señor del Olimpo, se queda inmóvil...
-“¡Espera Hades! No te permitiremos que le hagas daño a Zeus”. Exclama Démeter.
La Diosa se lanza contra el señor del Más Allá pero, Perséfone se interpone y la recibe con una descarga de energía...
Artemisa piensa que si esto sigue así, el verdadero Zeus despertará en el cuerpo de Eduardo. No tiene opción, tendrá que intervenir...
Démeter se levanta furiosa por el ataque de Perséfone.
-“Sentirás la ¡“Furia de la Madre Naturaleza”!”. Grita Démeter.
La Diosa de la Naturaleza se lanza contra Perséfone con su mortal ken, pero es golpeada por alguien antes de tocar a la reina del Más Allá...
-“No te permitiremos que dañes a la señora Perséfone”. Se oye una voz.
-“¿Quién eres?”. Pregunta Démeter.
-“Nosotras somos las guardianas protectoras de la reina del Hades; ¡Somos las Parcas!”. Contestan las Diosas.
Después de esto, las tres Diosas atacan a Démeter quien no se puede defender de las tres al mismo tiempo... Justo en ese momento, Hestia interviene arrojando su ken “Estrella de Fuego”; contra las Parcas.
Mientras tanto, Hades; ha desenfundado su espada para acabar con Zeus.
-“Que esperas, hazlo... Si es que eres capaz de herirme”. Ordena Zeus.
El señor del Más Allá lanza el mortal tajo... Sin embargo, Zeus atrapa la espada con su mano sin ningún esfuerzo... Hades esta sorprendido... El señor del Olimpo enciende su cosmos y arroja a Hades contra un muro.
Poseidón aprovecha la distracción de Zeus y le dispara un rayo con su tridente... Sorprendentemente, el rayo se detiene enfrente del señor del Olimpo...
Apolo concentra su cosmos y le arroja a Zeus su ken de la “Corona Solar”... No obstante, sucede lo mismo que con el ken de Poseidón...
-“Debemos intervenir, o sino Saori y los otros Dioses sucumbirán ante Zeus”. Dice Shiryu.
-“Sí Seiya, no hay opción. Debemos pelear también nosotros contra Zeus”. Añade Hyoga.
-“Muy bien, entonces hagamos nuestro mejor esfuerzo y protejamos a Saori”. Exclama Seiya.
A unos metros de ahí...
Zeus les dice a los Dioses que están tratando de derrotarlo, que ni luchando todos juntos lo conseguirán...
-“Te equivocas, nada es imposible. Mientras tu creas en algo, se podrá realizar no importa lo difícil que sea, lo conseguirás”. Dice Athena.
-“Así es. Athena me habló sobre un poder que no poseen los Dioses y que supera a todo; el amor. Yo no lo había sentido, hasta ahora que conocí a Perséfone... Por eso estoy seguro de que te derrotaremos”. Agrega Hades.
Las Parcas se incorporan después de recibir el ken de Hestia.
Démeter le dice a Hestia que ella se encargará de las Parcas; mientras, debe ayudar a Zeus.
La Diosa del Fuego entiende, pero al intentar ir con Zeus... Hypnos y Thánatos le cierran el paso...
Démeter invoca nuevamente su ken de la “Furia de la Naturaleza” para atacar a las Parcas; sin embargo, Atropo, Cloto y Láquesis le tienen preparada una treta... Usarán su ken más poderoso en ella: ¡“La Balanza del Destino”!
La Diosa de la Naturaleza es tomada por sorpresa por las Parcas...
-“Prepárate a sufrir la “Balanza del Destino”; ahora empezaremos”. Dice Atropo.
-“Primero; ¡“Hilo de la Vida”!”. Grita Cloto.
Démeter es aprisionada por un hilo cortante que se adhiere a su cuerpo...
-“Después; ¡“El Azar del Hado”!”. Grita Láquesis.
Una balanza aparece y en un extremo se encuentra Démeter y en el otro una pesada piedra...
-“Y por último yo decido tu destino; ¡“Tijeras del Hilo de la Vida”!”. Exclama Atropo.
La balanza se inclina hacia el lado de la roca y... ¡¡¡El cuerpo de Démeter cae al suelo inerte!!!
Las Parcas celebran su victoria pero... De pronto son atravesadas al mismo tiempo por una flecha...
Cayendo al piso del templo heridas de muerte, se dan cuenta de quien les disparo la saeta...
¡Artemisa!
-“Aún no acabo con ustedes, sufrirán lo indecible al haberse atrevido a matar a una Diosa del Olimpo... ¡“Fulgor de Selene”!”. Exclama Artemisa.
La Diosa de la Luna salta sobre las Parcas y arroja su mortal ataque... Instantes después, las guardianas de Perséfone son derrotadas...
Hestia les dice a los Heraldos de Hades que así como Artemisa se hizo cargo de las Parcas; de la misma forma ella acabará con ambos.
-“Por lo visto has olvidado que nosotros también somos Dioses, por lo tanto estamos igualados. No obstante tu serás la que morirá, ¿Olvidas quien soy? Soy Thánatos el Dios de la Muerte y te destruiré por tu insolencia... ¡“Terrible Providencia”!”. Exclama el Dios.
La Diosa del Fuego recibe el ken de Thánatos y es impactada contra la pared...
-“Si somos iguales como dices, entonces ¿Por qué tu ken no me ha hecho el menor rasguño? Eres tu el que ha olvidado algo muy importante que nos distingue a los Dioses del Olimpo de los demás... Nosotros estamos protegidos por las armaduras más poderosas de todas, las Tenkai kamei; así que no importa con lo que me ataques no seré dañada. Es mi turno, ¡“Estrella de Fuego”!”. Responde Hestia.
Thánatos queda envuelto en las ráfagas de fuego lanzadas por la Diosa y su sapuri kamei es roto...
Aicon y Tetis quienes se han mantenido al margen de la batalla están por involucrarse en ella.
-“Le entregaré su armadura al señor Apolo, tú apoya a los heraldos de Hades”. Dice Aicon.
Tetis esta de acuerdo, pero ella va a ayudar a Poseidón contra Zeus.
Artemisa se da cuenta de que el coronis tiene la armadura de su hermano, sabe que pasará si Apolo se la pone, despertará al verdadero Zeus y debe evitarlo a toda costa...
Aicon corre hacia donde se encuentra su señor para entregarle la armadura, pero es alcanzado por una de las flechas de Artemisa... A pesar de estar herido de muerte, el coronis trata de arrastrarse hasta donde esta el Febo... Tetis al darse cuenta se apresura a ayudarle.
La Diosa de la Luna le dice a Tetis que no interfiera o de lo contrario sufrirá la misma suerte del coronis. Haciendo caso omiso a las palabras de Artemisa y le dice a Aicon que le entregue la armadura a Apolo mientras ella entretiene a la Diosa...
Tetis ataca a Artemisa con su ken más poderoso: “Suspiro de Mermaid”, pero la Diosa lo detiene con una mano, sin dejarse intimidar, la marina sigue arrojando su ken contra Artemisa con los mismos infructuosos resultados... Sin embargo, gracias al esfuerzo de Tetis; Aicon ha sido capaz de darle su armadura sagrada a Apolo.
Artemisa esta sumamente enfadada con Tetis; pero cuando se prepara para atacarla, Perséfone se interpone...
Apolo se pone su armadura y le hace frente a Zeus......
En ese momento una nube oscura cubre al monte Olimpo... Un cosmos enorme se empieza a percibir en el ambiente... ¡Hera, la reina de los Dioses del Olimpo, ha llegado!
-“¿Tu eres Hera?”. Pregunta Seiya.
-“¿Como te atreves a hablarme de esa manera tan familiar mortal? Yo soy Adrianne de Hera, la reina de los Dioses y del Olimpo”. Responde la Diosa.
Al ver a la reina de los Dioses, Eduardo de Zeus se da cuenta que así como Zeus está en él; lo mismo ha pasado con su esposa, Adrianne con Hera...
Al oír esto, Seiya recuerda las palabras que le dijo Hera a su padre: - “Sabremos quien es el elegido por Zeus, por que él me encontrará”.
Ahora que ha llegado Hera, y que Apolo se ha equipado con su armadura; el verdadero combate esta por iniciar...


Fin de la Primera Parte del Volúmen X.................


Siguiente entrega:
Hera se ha dado cuenta de que los santos y los demás dioses no podrán con Zeus, por lo que decide usar su última carta......
Se suscita la batalla final en la cima del Olimpo........................
El gran final se acerca.......................
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Fan fic saga del cielo   

Volver arriba Ir abajo
 

Fan fic saga del cielo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

 Temas similares

-
» Fan fic saga del cielo
» Touma de Icaros
» Bionicle: The Original Saga
» Saga de Géminis
» Fear Itself, la Nueva Saga de Marvel

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Caballeros del zodiaco Online :: Anime-